El futuro de Europa. La dimensión social de la UE

Entre el 13 y el 14 de diciembre de 2018 se celebró en Viena una conferencia con el título “El futuro de Europa. La dimensión social de la UE”, organizado por ÖZA (Centro Austriaco para la Formación de los Trabajadores) con el apoyo de EZA y de la Unión Europea. En la conferencia participaron 90 representantes de trabajadores procedentes de Bélgica, Alemania, Grecia, Italia, Luxemburgo, Malta, los Países Bajos, Austria, Portugal, Rumanía, Eslovenia, España, República Checa y Hungría.

El Presidente del organizador ÖZA, Norbert SCHNEDL, comentó en su discurso de bienvenida el desarrollo necesario futuro desde el modelo europeo de “economía social de mercado” a una economía ecosocial de mercado. Para ello, parece que es urgente la aplicación del “pilar social” (Gotemburgo, 2017). El Presidente Honorífico de EZA, Bartho PRONK, agradeció la oportunidad de realizar este seminario en el marco de la Presidencia del Consejo de Europa en Viena, y describió a Austria como un importante constructor de puentes entre el Este y el Oeste, entre el Norte y el Sur de Europa, situado en el centro de Europa. Puesto que el desarrollo de la “economía social de mercado” ha durado varias décadas, también tenemos que luchar con paciencia y tenacidad en el desarrollo futuro, haciendo frente a algunos obstáculos.

Ponencias sobre el futuro del trabajo: ¿Hacia dónde evoluciona el mundo laboral europeo?

Markus VENNEWALD plantea un nuevo concepto del “futuro del trabajo” desarrollado por la COMECE (se presenta un Power Point). La Conferencia Episcopal de las iglesias católicas de Europa ha elaborado numerosos aspectos en el marco de un proceso intensivo de diálogo como fundamento de la doctrina social de la iglesia. Con los discursos del Papa Francisco se subrayó que la economía tiene que ser considerada como algo integral. Además del “trabajo bueno/digno” (decent work), la sostenibilidad y la posibilidad de participación también son factores importantes.

Los sindicalistas cristianos de Austria elaboraron 12 tesis sobre el “futuro del trabajo” (se presenta el texto), que presentó el Secretario General Andreas GJECAJ. En ellas también se trabaja en la aplicación. De eta forma, los sindicatos deben invertir más en nuevas tecnologías en el futuro y usar métodos completamente nuevos para la organización.

El Vicepresidente de ÖZA, Fritz NEUGEBAUER, moderó la discusión posterior sobre las ponencias recibidas. Alfred GAJDOSIK, miembro de WSA de Austria indicó que la actual 4ª revolución industrial (o digitalización) precisa una mezcla de medidas políticas para seguir siendo manejable. Hans BRÜNING de los Países Bajos, abogó por pasos esenciales, como por ejemplo una armonización del sistema fiscal o también más seguridad laboral para los jóvenes, para posibilitar y facilitar su inserción en la vida profesional y por lo tanto en la sociedad.

La Secretaria General de EZA, Sigrid SCHRAML, moderó una mesa redonda sobre la capacidad futura de la UE y sobre el papel de los interlocutores sociales como “catalizadores” en la aplicación del “pilar social” de la UE.

Piergiorgio SCIACQUA resaltó desde el punto de vista italiano, la importancia del “pilar social” para la UE, y también para cada uno de los estados miembro. El teólogo vienés Alfred ZANKANELLA, comentó que los sindicatos deberían ser algo más que meros catalizadores. La disponibilidad para el diálogo es necesaria justo cuando la situación política se está fragmentando de forma visible. Un compromiso no es una derrota, sino un instrumento valioso para el equilibrio de intereses. Joseph THOUVENEL comentó la actualidad sobre las protestas y manifestaciones de los “chalecos amarillos” en Francia. En este sentido, se trata de una mayoría predominante no violenta, compuesta por ciudadanos que manifiestan su descontento con la política predominante, como por ejemplo la reducción del salario mínimo. Para aplicar el “pilar social” debemos despertar el entusiasmo por una Europa justa.

Michael SCHEDIWY-KLUSEK moderó una apasionante presentación y discusión sobre el tema “El futuro pertenece a la juventud”.

En su presentación, Esmeralda van den BOSCH,de la plataforma de EZA para jóvenes trabajadores se centró en la generación de los “Millenials”, es decir en los nacidos a mediados de los 80 que han entrado en el mundo laboral con el cambio de milenio. Describió esta entrada como algo bastante difícil ya que a menudo se produce al comienzo relaciones laborales precarias, temporales y atípicas. Asimismo, merece una especial atención el creciente número de jóvenes sin formación, sin empleo, sin formación (NINI’s). Alentó a los jóvenes a participar más en los procesos de decisión sobre todo en los sindicatos. El Secretario General de las Juventudes del FCG-Jugend de Austria, Denis STRIEDER, presentó un proyecto actual. Definió como los grandes desafíos del presente y del futuro a: la digitalización, el cambio climático, el diálogo generacional y la migración/integración. Junto con el Presidente de FCG-Jugend se impulsó dentro de este proyecto el desarrollo sostenible del “Medioambiente 4.0”. La referencia son los 17 objetivos climáticos planteados por la ONU para el periodo de 2015 – 2030 como objetivos de desarrollo.

Bajo la moderación de la Dra. Karin PETTER-TRAUSZNITZ, la ponente formativa de FCG-Austria, abordó la cuestión de si la economía de mercado en la UE se desarrollará en el futuro en la encrucijada de una economía social a una ecosocial, o si se avecina una economía de mercado “sin aditivos”.

El Dr. Thieß PETERSEN, de la fundación Bertelsmann de Alemania, ofreció impulsos valiosos que describen como el estado social clásico se enfrente claramente a la presión, debido al creciente cambio estructural, a la globalización económica y a la creciente intensidad de capital de la producción. Formuló: “la economía de mercado no es funcional sin el componente social”.

El ex Vicecanciller de Austria Josef RIEGLER, comenzó su presentación con una cita del FMI: “Los mercados libres y desenfrenados no son la solución sino el problema”. Pese a la pérdida de una capacidad global de configuración, los políticos deben volver a definir las reglas del juego ya que de lo contrario amenaza una “dictadura de los grupos empresariales”. Para ello, las decisiones de futuro precisan continuidad a largo plazo y colaboraciones transfronterizas.

En la “mesa redonda” que se celebró al final, también se abordaron aspectos de otros países miembro de la UE.

El Presidente de MOSZ, Imre PALKOVICS, describió la situación en Hungría, donde se han producido enormes cambios en la legislación laboral sin incluir a los interlocutores sociales en el diálogo necesario. Por lo tanto, pidió como requisito para el diálogo social, equidad y respeto de cada uno de los interlocutores sociales. En sustitución de Sofie PUT ausente por enfermedad, Alexandra ROSVELDS de Beweging.net describió la situación en Bélgica. Resaltó que es necesaria una combinación de soluciones y que se deben combinar los deseos ecológicos en el sentido de una red con estrategias sociales con las excelentes tesis de Josef Riegler.

Como conclusión, una cita de Al Gore:

“La voluntad política es una energía renovable. ¡Podemos renovarla cada día!”

 

Programa de formación de EZA de 2019

Campaña “Trabajos saludables. Alerta frente a sustancias peligrosas”

Jornada alemana para comités de empresa 2019 en Bonn, Alemania