EZA MAGAZINE

Temas

Vivimos en la cuarta gran revolución: la revolución digital. Nuestra sociedad y el mundo del trabajo están cambiando a una velocidad vertiginosa. Actualmente muchas actividades ya se llevan a cabo de forma totalmente automática por máquinas y en el futuro habrá aún más. Los empleos permanentes en el sentido clásico sigue siendo lo habitual, pero las formas atípicas de empleo están aumentando rápidamente. El (aparente) autoempleo, el trabajo en plataformas, las limitaciones temporales, etc., la lista es larga. No es raro que la explotación y las condiciones de trabajo precarias de los empleados estén asociadas a estas formas. Lo que pretendemos es mostrar que tanto el progreso técnico como el buen trabajo pueden tener éxito y por qué la gente debe estar siempre en el centro.

 

La protección social hace que Europa sea única. En ninguna otra región del mundo la gente se beneficia tanto de los sistemas de protección social como aquí. Pero estos sistemas necesitan adaptarse de forma constante para seguir el ritmo de los cambios de los tiempos. En EZA intentamos mostrar las vías con las que esto puede lograrse. Porque la protección social es, ante todo, una oportunidad para el desarrollo económico y la coexistencia pacífica. El Pilar Europeo de los Derechos Sociales, proclamado por el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión en la Cumbre Social de Gotemburgo en 2017, constituye un hito en la política social europea. Con él, la política europea se centra cada vez más en la dimensión social de la UE. Su objetivo es una mayor igualdad de oportunidades, un mejor acceso al mercado laboral, condiciones de trabajo justas, salarios justos y, por lo tanto, pensiones adecuadas y una mejor protección social. En EZA explicamos el principio del Pilar y señalamos las posibilidades de dar forma a la política social sobre esta base.

 

Un puesto de trabajo seguro que garantice un buen salario y protección social para el empleado y sus dependientes, además de oportunidades de ascenso y de realización de un trabajo con buenas condiciones, debería ser posible para todos los trabajadores de Europa. Sin embargo, la realidad, es a menudo diferente. Nosotros organizamos intercambios y transferencia de conocimientos entre las organizaciones de trabajadores sobre estos temas para que el trabajo digno sea una realidad en Europa.

 

Uno de los problemas más graves de la Unión Europea es el desempleo juvenil. Este fenómeno causa tensiones sociales y falta de perspectivas especialmente en los países de Europa meridional y sudoriental. En muchos países europeos los jóvenes trabajadores también padecen los bajos salarios y las condiciones de trabajo precarias. A menudo no pueden acceder al mercado de trabajo y muchos jóvenes buscan su fortuna fuera de su país de origen. Sin embargo, los jóvenes son el futuro de Europa y de la Unión Europea. A través de nuestra red de contactos, en EZA intentamos mostrar soluciones y promover nuevas formas de empleo juvenil.

 

Albania, Montenegro, Macedonia del Norte y Serbia, estos países de los Balcanes Occidentales quieren ser miembros de la Unión Europea. Pero el camino para conseguirlo es largo y difícil. El diálogo social en estos países es frágil, la corrupción es alta y la protección social es baja. Con nuestro proyecto especial Balcanes Occidentales queremos apoyar a las organizaciones de trabajadores de esa región para que representen eficazmente los intereses de los trabajadores y, como interlocutores sociales, ayuden a configurar el proceso de integración de sus países en la UE.

 

Europa ha sido el destino de millones de refugiados, principalmente de África y Asia, no solo desde 2015. Estos movimientos de migraciones se han convertido en un desafío importante para la política europea que pone a prueba a los países europeos de maneras muy diferentes. Si logramos dar a la gente un trabajo decente se soluciona la cuestión central de la integración y la migración se convierte en una oportunidad para Europa. Pero la movilidad laboral dentro de la UE también debe ser justa. Por último, 17 millones de ciudadanos de la UE trabajan en un Estado miembro de la UE que no es su país de origen. Esto tiene consecuencias importantes para las familias que se quedan, pero también (palabra clave: «fuga de cerebros») para los países que están perdiendo su fuerza de trabajo. En el trabajo educativo que desempeña EZA intentamos desarrollar ideas sobre cómo la movilidad laboral y la migración se pueden configurar para el beneficio de todos los trabajadores.

 

Para crear una Europa social necesitamos organizaciones de trabajadores fuertes. En nuestra compleja sociedad laboral, estas organizaciones representan los intereses de las empresas y de la sociedad, y ayudan a darles forma para lograr el equilibrio y la estabilidad social. Para ello, necesitan competencias, recursos, asesoramiento y educación. Con nuestro programa nos aseguramos de que las organizaciones de trabajadores sigan siendo capaces de actuar en beneficio de una Europa social y puedan ampliar su ámbito de actuación.

 

La prevención de los accidentes de trabajo, del estrés psicosocial en el lugar de trabajo, garantizar en general la protección de la salud en el lugar de trabajo, estas preocupaciones son de gran importancia para los interlocutores sociales de toda la UE. Creemos que los trabajadores tienen derecho a la protección de la salud. Esto está en consonancia con nuestra idea de trabajo digno. Pero los trabajadores sanos también pueden hacer más para asegurar nuestra prosperidad económica. Los desafíos han cambiado con el tiempo. Actualmente se trata menos de la prevención de accidentes y más del manejo del estrés y la prevención de enfermedades mentales. Somos conscientes de los nuevos retos y estamos orgullosos de ser un socio oficial de la campaña de la Agencia europea para la seguridad y la salud en el trabajo.

 

Las oportunidades profesionales y los salarios son asuntos clave en los que las mujeres siguen perdiendo. Todavía estamos muy lejos de la igualdad real entre mujeres y hombres en el puesto de trabajo. Pero reconciliar la familia y la profesión no suele ser fácil, no solo para las madres sino también para los padres. Las personas desfavorecidas por su origen étnico, religión, discapacidad o edad también deben integrarse en el mercado laboral en igualdad de condiciones. Con la labor educativa de EZA intentamos mostrar cómo se puede lograr esto de manera responsable y cómo se puede aumentar la igualdad de oportunidades en el mercado laboral.

 

Estos tres conceptos están inseparablemente ligados, especialmente en tiempos de «viernes para el futuro». Esto incluye el cambio estructural en Europa, por el que vamos alejándonos del carbón y acercándonos a las energías renovables. Esto se asocia con los efectos en el mercado laboral, pero también con la creación de «empleos ecológicos». La Comisión Europea entiende por este tipo de empleos cualquier actividad profesional que proteja los ecosistemas, ahorre energía y materias primas, y utilice energías renovables. Pero también se trata de hacer que los trabajos sean más dignos. En EZA debatimos como lograr todo esto en nuestro trabajo educativo.

 

En otras palabras, el aprendizaje a lo largo de toda la vida para adaptar y desarrollar el conocimiento, las cualificaciones y las competencias. Esto incluye la formación continua si ya tienes un trabajo y el reciclaje si quieres acceder a un nuevo oficio, así como el aprendizaje o las prácticas para adquirir una experiencia inicial en el mercado laboral. Qué oportunidades hay dentro de la UE, cuáles son las diferencias entre los distintos países de la UE, qué es lo que funciona bien, qué es lo que no funciona tan bien y cómo los intereses de los empleados también pueden tenerse en cuenta en la educación: todos estos son temas de nuestra labor educativa.

 

Estamos envejeciendo y tenemos que prepararnos para trabajar más tiempo porque a medida que la esperanza de vida aumenta, la presión sobre los fondos de pensiones también aumenta. Pero este cambio se puede controlar si los puestos de trabajo se diseñan para que resulten apropiados a la edad y las transiciones a la jubilación se adaptan a las necesidades de los trabajadores más mayores. Nos gustaría debatir ejemplos de cómo se puede hacer esto en un intercambio europeo y cómo nuestro sistema de seguridad social continuará asegurando que podamos pasar nuestra vejez con dignidad.

 

¿Qué es exactamente una relación de trabajo moderna hoy en día? Con la digitalización, la variedad de relaciones laborales crece incluso dentro de una empresa. Los empleados permanentes a tiempo completo trabajan junto con los trabajadores temporales, los empleados con contrato de servicio y los trabajadores autónomos en solitario, y todos ellos tienen diferentes condiciones de trabajo, derechos y salarios. Dar forma a esta diversidad y asegurar una adecuada participación de los trabajadores es un enorme desafío para las organizaciones de trabajadores. Con nuestra formación y nuestra red de contactos, queremos ayudar a las organizaciones de trabajadores a encontrar buenas soluciones a estos temas acuciantes.

 

Personas de contacto

Matthias Homey

Colaborador científico
Tel. 0049 – 22 23 – 29 98 – 28
homey(at)eza.org

 

Dr. Victoria Znined

Responsable de educación
Tel. 0049 – 22 23 – 29 98 – 34
znined(at)eza.org

Norbert Klein

Responsable de educación
Tel. 0049 – 22 23 – 29 98 – 31
klein(at)eza.org