EZA MAGAZINE

La gestión de la diversidad de edad: retos para los agentes sociales y sus expectativas

Del 23 al 25 de mayo de 2018 tuvo lugar en Varsovia, Polonia, un seminario sobre “La gestión de la diversidad de edad: retos para los agentes sociales y sus expectativas”, organizado por la Comisión Nacional de NSZZ «Solidarność», con el apoyo de EZA y de la Unión Europea. Este seminario formó parte del proyecto de educación y formación academicopráctica de EZA sobre “Estrategias de las instituciones europeas: desarrollo de capacidades”.

Asistieron al seminario 51 representantes de organizaciones de trabajadores de los Países Bajos, Eslovaquia, Lituania, Hungría, Bélgica, Austria, Polonia, Gran Bretaña y España.

El seminario fue inaugurado por Józef Mozolewski (vicepresidente de EZA, Presidente de la Región de Podlaski de NSZZ «Solidarność»). En su discurso de apertura subrayó que la gestión de la edad no es una elección sino una necesidad.

Józef Niemiec (asesor especial de la Confederación Europea de Sindicatos, CES) presentó el Informe de la Comisión Europea sobre Empleo y Desarrollo Social en Europa (ESDE 2017), que por un lado indica buenos resultados económicos y un aumento del empleo y, por otro, muestra un mercado laboral cambiante. Los cambios implican, entre otras cosas, un aumento de los contratos temporales y un alto desempleo entre los jóvenes empleados. La situación de los jóvenes constituye una amenaza para el futuro de un modelo socioeconómico justo y solidario. Józef Niemiec hizo hincapié en que si queremos mejorar el mercado laboral (integridad y solidaridad intergeneracional) se necesita una estrategia multidireccional. En este sentido, el diálogo social desempeñará un papel decisivo.

La presentación de experiencias nacionales relacionadas con la política del mercado laboral para la gestión de la edad fue llevada a cabo por representantes invitados de la comunidad científica: Matt Flynn (prof. de la Universidad de Hull, Inglaterra) e Izabela Warwas (prof. de la Universidad de Lodz, Polonia) que implementan el proyecto «Envejecimiento activo a través de la cooperación social y las relaciones laborales en Europa ASPIRE» y representantes sindicales: Milan Toth (vicepresidente ZO NKOS USSKE, Eslovaquia), Lucian Vasilescu (CNSLR Fratia, Rumania) y Martin Hermoso (UGT, España).

Un rasgo común de los mercados laborales nacionales fue enfatizado en los informes de los países: el surgimiento de una brecha generacional y la sorpresa de los empleadores del «envejecimiento del personal», así como la participación de todas las partes interesadas en una política activa de gestión de la edad, teniendo en cuenta y satisfaciendo las necesidades de los empleados mayores y jóvenes.

Se prestó atención a las diferentes situaciones de los mercados laborales relacionadas con la gestión de la edad como consecuencia, entre otras cosas, de las consecuencias de la crisis y las reformas estructurales subsiguientes, las diferencias culturales y el papel de la mujer en la vida social. Se enfatizó que si bien existe una política de gestión de la edad, la realidad muestra acciones insuficientes y de baja durabilidad de las iniciativas emprendidas en el campo del envejecimiento activo y la solidaridad entre generaciones.

Dado que este proyecto formaba parte de un proyecto de educación y formación academicopráctica sobre «Estrategias de las instituciones europeas: desarrollo de las capacidades», la Dra. Karin Schönpflug (del Instituto de Estudios Avanzados de Viena) presentó el proyecto de investigación sobre el «desarrollo de capacidades para el diálogo social: las organizaciones de trabajadores en un mundo cambiante». De la presentación se obtiene una imagen interesante de los efectos del envejecimiento de la población. Subrayó que la situación actual es un desafío para las organizaciones de trabajadores y que es importante involucrar a los miembros de los sindicatos en actividades que preparen puestos de trabajo para los trabajadores de más edad y promuevan la sinergia resultante del potencial de la generación de mayores, así como de los empleados jóvenes, en el entorno laboral.

Juliane Bir (asesora de la CES) describió el proceso de alcanzar el acuerdo marco autónomo de los interlocutores sociales sobre el envejecimiento activo y el enfoque intergeneracional firmado el 8/3/2017. Destacó la importancia de este acuerdo. El contrato se firmó tras 7 años de estancamiento en el diálogo social europeo. Contiene una cláusula que establece que si en los diferentes países los interlocutores sociales no aplican las disposiciones del contrato, al cabo de 4 años los interlocutores europeos evaluarán el progreso de la aplicación. Los acuerdos anteriores no contenían esos registros.

A la mesa redonda de los interlocutores sociales que se ocuparon de las condiciones para la aplicación del Acuerdo marco de los interlocutores sociales europeos sobre el envejecimiento activo en Polonia asistió: Bogusława Urbaniak (prof. De la Universidad de Lodz, Polonia), Olga Scott (experta, Pracodawcy RP, Polonia), Edyta Doboszyńska (experta, Asociación Polaca de Artesanos ZRP), Renata Górna (asesora, OPZZ) y Sławomir Adamczyk (Comisión Nacional de NSZZ «Solidarność»).

En las evaluaciones sobre la necesidad de tomar medidas incluidas en el acuerdo, los representantes de los empleadores y los sindicatos estuvieron de acuerdo en lo que se estipulaba en el mismo. Afirmaron que este acuerdo es una especie de hoja de ruta que muestra las áreas en las que podrían aparecer iniciativas conjuntas de las organizaciones de empleadores y los sindicatos, entre otras, la tutoría y los cambios en la organización del tiempo de trabajo. Se mencionaron cuestiones relacionadas con la posibilidad de elaborar recomendaciones legislativas y con el aumento de las oportunidades de formación para los empleados de más edad que adquieren cualificaciones.

Los sindicalistas Diederik Brink (coordinador de la CNVO CVNO, Países Bajos), Rudolf Grec (presidente de NSZZ «Solidarność» en Philip Morris Polska SA, Polonia), Teresa Kowalska (presidenta de la NSZZ «Solidarity» en Agros Nova Sp. z o.o., Polonia) y Andrzej Kuchta (compañía aérea Leonardo) compartieron sus experiencias en la negociación de estrategias o acuerdos sobre la gestión de la edad en las empresas.

De la presentación surgió un retrato diverso del problema.

En los Países Bajos es posible jubilarse anticipadamente con una pensión más baja; la decisión la toma el empleado. En el mercado laboral holandés, el trabajo por cuenta propia causa problemas. Los trabajadores autónomos no tienen acceso a las prestaciones de jubilación, por eso la seguridad de su pensión futura es precaria.

En los lugares de trabajo polacos, por ejemplo:

- En Philip Morris Polska S.A., el programa dentro del marco de la estrategia de gestión de la edad en una empresa incluye una serie de incentivos y se implementa con un alto nivel de confianza por parte de los empleados.

- En Agros Nova Sp. z o.o., hace algunos años se encontraron buenas soluciones para mejorar las condiciones de trabajo de los empleados mayores en varios aspectos, por ejemplo, en lo que respecta al tiempo de trabajo, las primas adicionales, las vacaciones y los beneficios vacacionales. Desafortunadamente, después de la privatización, el nuevo propietario no estaba interesado en continuar el programa.

- La compañía Leonardo notó un problema después de analizar la edad de los empleados. Resultó que el 20% de los empleados se jubilaría en un futuro próximo. El empleador se sorprendió.

Las discusiones dentro de los dos paneles subrayaron:

- La gestión de la edad en el mercado laboral debería comenzar desde el primer día de trabajo y esforzarse por crear condiciones que permitan el envejecimiento activo y la solidaridad entre las generaciones.

- Sería conveniente crear las cooperaciones más amplias posibles relacionadas con el envejecimiento activo y el fomento de la solidaridad entre generaciones.

- La asociación con las autoridades públicas debería permitir a los interlocutores sociales buscar soluciones globales.

Se hizo hincapié en el papel de los interlocutores sociales en la elaboración de estrategias e instrumentos adecuados y en la difusión de buenas prácticas a nivel nacional, industrial y en el lugar de trabajo. La creciente conciencia entre los interlocutores sociales sobre la necesidad de una gestión intergeneracional ha adquirido una gran importancia.

Al final del seminario, los participantes recomendaron:

- Leer en la lengua materna de los países de la UE a través de la traducción del Acuerdo marco autónomo europeo sobre el envejecimiento activo y el enfoque intergeneracional, según lo previsto en el acuerdo.

- La difusión del Acuerdo marco autónomo europeo sobre el envejecimiento activo y el enfoque intergeneracional entre los miembros de los sindicatos, los dirigentes sindicales, los empleadores, los representantes de los empleadores y las organizaciones de empleadores.

- Crear una plataforma para la gestión de la edad a nivel europeo con el uso de la cooperación a nivel local, utilizando la experiencia de los socios.