EZA MAGAZINE

Los jóvenes en el mercado laboral: ¿cómo se puede mejorar su situación?

Del 6 al 8 de julio de 2018 tuvo lugar en Osijek, Croacia, un seminario sobre “Los jóvenes en el mercado laboral: ¿cómo se puede mejorar su situación?” organizado por HKD Napredak (Hrvatsko kulturno društvo Napredak) con el apoyo de EZA y de la Unión Europea. Al seminario asistieron representantes de organizaciones de trabajadores de 13 países diferentes, incluido el país de acogida.

Se dice que el tema sobre «los jóvenes en el mercado de trabajo, cómo mejorar su situación» es un tema actual y candente, y que es de interés para las empresas, los gobiernos y la sociedad en su conjunto mejorar la transición de la educación al mercado de trabajo y establecer un diálogo a todos los niveles con el fin de satisfacer a todos de manera óptima y encontrar soluciones sostenibles a largo plazo para el empleo de los jóvenes. Los temas tratados en el seminario fueron:

  • El mercado de trabajo y los retos futuros de los jóvenes.
  • Las políticas europeas de empleo juvenil, que ofrecen nuevas oportunidades de empleo para los jóvenes.
  • La compatibilidad de los programas de empleo de los gobiernos con respecto a las necesidades de los jóvenes.
  • Conceptos contra el desempleo juvenil.
  • Las tendencias y necesidades actuales del mercado laboral y las necesidades de los trabajadores jóvenes.
  • Cómo detener la tendencia a la emigración de los jóvenes de los países de menor desarrollo hacia los países desarrollados, especialmente los jóvenes del sudeste de Europa.

Los participantes subrayaron que uno de los mayores problemas del desempleo juvenil es el desempleo de larga duración. Este causa problemas individuales, económicos (ingresos), sociales (relaciones familiares), psicológicos (el efecto de los trabajadores desanimados) y sociales, disminución del empleo, aumento de los costes fiscales (sistema de bienestar social, sistema sanitario), crecimiento de la desigualdad, ralentización del crecimiento económico potencial. El grupo de jóvenes más vulnerable es el denominado grupo NEET (Not in Employment, Education or Training) o jóvenes inactivos.

Durante el seminario se plantearon muchas experiencias interesantes de los Estados miembros de la UE, así como de los países del sudeste de Europa, que abordaron los problemas del desempleo juvenil. Una de las conclusiones fue que los países de la Unión Europea, como Polonia, la República Checa, Lituania y otros, se encuentran en una situación algo más favorable que los países del sudeste de Europa en términos de empleo juvenil, pero tanto en estos países como en los países del sudeste de Europa, la fluctuación y la emigración de los jóvenes son algunos de los principales problemas. Por ejemplo, en Polonia, más de 2,5 millones de jóvenes abandonaron recientemente el país. La mayoría de los jóvenes se fueron a Alemania y al Reino Unido. Además, se confirmó que el problema del desempleo no se remonta a hace pocos años. Es un problema que ha estado preocupando a la población joven durante las últimas décadas. Los jóvenes son el futuro, pero su situación actual de precariedad no será solo una fase si las distintas partes interesadas no deciden invertir en su futuro. Los empleos de mejor calidad y unos salarios mejores son la mejor manera de mantenerlos en sus países de origen y en sus entornos locales. Es de interés para las empresas, los gobiernos y la sociedad en su conjunto que los jóvenes adquieran experiencia laboral, que puedan formarse y dominar nuevas habilidades laborales. La clave del éxito de los jóvenes en los tiempos que corren es ser proactivos. La mayoría de los participantes estuvieron de acuerdo en que algunas de las medidas de las políticas de empleo, como las becas de formación y el apoyo a las personas dispuestas a trabajar por cuenta propia, pueden contribuir significativamente a mejorar la situación actual de los jóvenes. También se dijo que las medidas más importantes para los jóvenes son las relativas a la adquisición de la primera experiencia laboral o períodos de prácticas. Se subrayó que uno de los problemas relacionados con el desempleo juvenil es el problema de la inadecuación de los sistemas educativos, especialmente en los países en transición. Existe un desfase entre las necesidades del mercado laboral y las del sistema educativo. Las propuestas para abordar este problema abogaban, entre otras cosas, por que se informara a los jóvenes sobre lo que les espera en el mercado laboral desde la escuela primaria como parte de la educación básica. Los estudiantes deben recibir apoyo en la orientación profesional para ayudarles a decidir en qué estudios o programa de formación quieren matricularse y qué tipo de trabajos les gustaría realizar. También se propuso mejorar los planes de estudio y los programas con un mayor número de horas de trabajo práctico. Lo que definitivamente falta en la actualidad en varios sistemas educativos es el trabajo práctico, no solo en las escuelas secundarias, sino también en las instituciones de educación superior. Por último, los participantes acordaron que las profesiones que actualmente no son lo suficientemente atractivas y que los jóvenes no quieren desempeñar, deberían ser promovidas por los gobiernos a través de un sistema de becas y otros incentivos, con el fin de motivar a los jóvenes para estos trabajos.

Al final, todos los participantes en el seminario estuvieron de acuerdo en que la situación del mercado laboral de los jóvenes es específica en cada país y también en cada mercado laboral. El término clave para resolver el problema es la flexibilidad: flexibilidad del mercado laboral y contratos de trabajo más flexibles. En este sentido, los gobiernos y los empleadores pueden desempeñar un papel constructivo y los sindicatos son los que deben proteger los derechos de los trabajadores. Los jóvenes deben tener la oportunidad de encontrar un trabajo en el mercado laboral.