Hacia un transporte por carretera socialmente justo y competitivo en la Unión Europea

Entre el 24 y el 25 de enero de 2019 se celebró un seminario titulado “Hacia un transporte por carretera socialmente justo y competitivo en la Unión Europea” organizado por la Confederación Nacional de Comités de Empresa (MOSZ) con el apoyo de EZA y de la Unión Europea. El seminario formó parte de la coordinación de proyecto de EZA sobre “Calidad del trabajo”.

D. Imre Palkovics, presidente de MOSZ, inauguró el evento. Expresó su gratitud a los compañeros presentes italianos, búlgaros, españoles, portugueses, eslovacos y serbios de EZA, que representan el sector de transporte por carretera y también a los representantes de tres sindicatos sectoriales húngaros (Sindicato de Transporte por Carretera, Confederación de Transporte de Comités de Empresa, Sindicato Independiente de Trabajadores del Ferrocarril) por aceptar la invitación con una antelación tan breve.

Tal y como comentó, el tema del seminario es la participación en las discusiones a nivel europeo hacia condiciones laborales mejores y más justas socialmente. Expresó su cálida bienvenida a D. Bartho Pronk, presidente honorario de EZA, que honró al evento con la presencia y al que podemos agradecer por la extensa cooperación y apoyo. Comentó que EZA y MOSZ han decidido poner sobre la agenda el tema del transporte por carretera, dado que ambos sindicatos de Europa Occidental, Oriental y del Sur están interesados en la evolución de las regulaciones en transporte por carretera y movilidad europea. La logística del transporte por carretera constituye un ámbito específico en el mundo del trabajo que señala un puesto de trabajo transfronterizo y por lo tanto se ve afectado por una legislación multinivel.

Bartho Pronk añadió que estaba muy agradecido porque el seminario se celebrara en una ubicación tan maravillosa en el Danubio enfrente del edificio del Parlamento húngaro y dio las gracias por la invitación en nombre de EZA. Estaba muy feliz de ver cómo una tercera parte de los miembros de EZA estaban representados en el evento. El tema del transporte por carretera es un asunto importante dentro de la agenda de la Unión Europea. Las discusiones de este seminario pueden ofrecer una guía para conductores y legisladores. Tenemos que desprendernos de los grandes errores. El seminario se celebra en su mejor momento.

Durante el seminario se discutieron principalmente tres cuestiones en relación con el asesoramiento legal del “Paquete Europeo de Movilidad”:

  1. Periodos de conducción y descanso: ¿qué reglas europeas comunes sobre descanso y conducción por parte de los conductores de camiones se deben establecer para mantener nuestras carreteras lo más seguras posibles y para asegurar buenas condiciones laborales? ¿Debería ser obligatorio para los conductores disfrutar de su descanso habitual semanal fuera de la cabina? ¿Deberían ofrecer los empresarios alojamiento para sus conductores en este caso?
  2. Desplazamiento de trabajadores y salario aplicable: ¿existen reglas específicas para el sector de transporte por carretera teniendo en cuenta la naturaleza extremadamente móvil del trabajo? ¿Después de cuántos días en el territorio de otro estado miembro debería aplicarse el principio del mismo pago para el mismo trabajo para un conductor que realice un transporte internacional o un cabotaje?
  3. Empresas pantalla: ¿cómo se puede mejorar la lucha contra la evasión de obligaciones legales en áreas como la fiscalización, la seguridad social, el IVA y los salarios (p.ej. reforzando la aplicación de criterios más claros, con una mejor cooperación entre las autoridades reguladores nacionales,…) La principal cuestión sobre la remuneración del trabajador es el problema del desplazamiento de trabajadores, así como la cuestión de qué legislación del estado miembro aplica al trabajador cuándo trabaja en uno de ellos, aunque haya sido contratado originalmente según las regulaciones de otro estado miembro.

La cuestión legal que se deriva de la regulación es si las partes contractuales afectadas por las regulaciones de un estado miembro están obligadas a respetar a aquellas otras regulaciones que se derivan del ámbito geográfico. Básicamente, el contrato entre el empresario y el trabajador está sujeto a la regulación del país en el que se contrata. La cuestión plantea amplios debates dentro de la Unión Europea. La Comisión Europea ha iniciado un procedimiento por incumplimiento contra Alemania y Francia. El punto principal del problema es que dichos países requieren el salario mínimo no solo para aquellos trabajadores afectados por su legislación, sino también para los conductores desplazados por otros estados miembro. Según la postura de la Comisión, este hecho viola el derecho de libre circulación de bienes y servicios. Como consecuencia del dilema descrito anteriormente, se están examinando en su conjunto todas las regulaciones del sector de transporte por carretera a nivel de la Unión Europea, donde la cuestión principal es ofrecer un equilibrio entre la protección social del trabajador y el suministro de servicios.

En su presentación, D. János Fónagy, secretario de estado del gabinete de presidencia del primer ministro, ex ministro de transporte y recursos hídricos, comentó que debido a la consolidación regional de las asociaciones Volan en Hungría, en la actualidad hay dos empresas públicas de transporte por carretera que están operando en lugar de las 24 que había anteriormente. Antes del cambio de régimen, las asociaciones Volan tenían un perfil mixto y como tal además del transporte de pasajeros en autobús, contaban con una línea de negocio en transporte de mercancías y taxi – transporte de pasajeros. En este ámbito, el número de trabajadores era de 60.000 personas aproximadamente. Tras casi tres décadas de consolidación y racionalización, el número de trabajadores se redujo por debajo de 20.000 personas. El mayor desafío hoy en día es supuestamente la formación de horarios comunes de ferrocarril y autobús, hecho previsto para finales del próximo año. Además, resaltó la importancia del anterior acuerdo salarial, del diálogo social y de la futura alineación salarial.

D. Szabolcs Takács, secretario de estado para el desarrollo y configuración de políticas de la Unión Europea del gabinete del primer ministro, subrayó que existe una profunda línea de separación entre los países de Europa Occidental y Oriental, lo cual constituye un gran ejemplo del debate provocado por la Directiva sobre desplazamiento que es algo tan sensible como el tema de la migración. Los países de Visegrado están planteando su sólida opinión incluso de forma más rotunda; recientemente ofrecieron su opinión sobre la proteccionista Directiva sobre desplazamiento que tiene un efecto económicamente pernicioso para los países de Europa Occidental. Remarcó que las propuestas ofrecidas por la Comisión no están apoyando la situación de trabajadores desplazados, sino que pretenden excluir a los trabajadores de Europa Central y Oriental y a las empresas de los mercados de Europa Occidental. A la luz de lo anterior, no parece sorprendente que Hungría solicitara al Tribunal de la Unión Europea la eliminación de los cambios declarados el último verano sobre la regulación de los trabajadores desplazados. En relación con este asunto, el gobierno de Hungría mantuvo un proceso de consulta constante tanto con los empresarios como con las organizaciones que representan a los intereses de los trabajadores, que estuvieron de acuerdo.

Los profesionales invitados del campo legal (Judit Dr. Czuglerné Dr. Ivány vicepresidente de MOSZ de asuntos internacionales y legales y Gábor T. Fodor experto en legislación laboral, abogado), representando además las últimas tendencias dentro de la legislación de la Unión Europea que afecta a los trabajadores del transporte por carretera, explicaron que la regulación sobre el tiempo de trabajo y de descanso de los trabajadores es extremadamente compleja en relación con las tres series independientes de reglas que están muy mezcladas entre sí, ofreciendo una visión amplia de la negociación colectiva.

Los participantes en el seminario discutieron con un interés considerable sobre los temas descritos anteriormente, de los que fueron capaces de extraer una visión general más profunda sobre la legislación y los problemas específicos que surgen en la práctica en los países representados, lo que se discutió después de cada presentación.

Carlos Viegas Vitorino de “Cifotie” comentó que se ha forzado un nuevo convenio colectivo en el sector y por ello, los conductores que realizan carga y descarga de mercancía transportada necesitan tener un contrato que regule estas tareas. El convenio colectivo no permite superar las horas extraordinarias por encima de 60 horas semanales y 48 horas mensuales. Aunque se derivó de un extremadamente largo proceso de negociaciones es muy difícil seguir la pista en la práctica de la implementación y del control de esa ejecución.

Uno de sus principales problemas es que Portugal está situada en un extremo del continente, por lo que tienen que conducir durante miles de kilómetros. “Los marineros de la carretera asfáltica” pasan mucho tiempo alejados de sus familias. También está en la agenda el problema del tiempo que pasan fuera de su país natal y la protección de los bienes personales, es decir, de las mercancías, el combustible y las pertenencias personales que se les roba. La situación se está haciendo cada vez más grave por lo que los conductores pasan la noche en sus cabinas. Son conscientes de que este fenómeno es ilegal, pero se ven forzados a hacerlo ya que no hay protección/seguridad en las zonas de aparcamiento. Es importante la cuestión de la edad de jubilación. Hoy en día está dentro de la agenda de los políticos, lo que es una señal positiva. También es igual de importante que el presidente de Portugal haya realizado un viaje entre Lisboa y Oporto para ver cómo “viven” los conductores y que problemas profesionales existen. Los sindicatos son conscientes de que es imposible ofrecer condiciones igualitarias sobre jornadas laborales. El gobierno de Portugal opina que no se les puede dar una respuesta única a los trabajadores del transporte por carretera dentro del país y que podría constituir una solución una Unión Europea que persiga una igualdad de derechos y oportunidades. La cooperación actual representa la idea anterior.

César Rodríguez de España afirmó que la competencia es fuerte y que los costes se pagan a partir de los salarios de los trabajadores. Es habitual que los conductores trabajen 25 días consecutivos y que no vuelvan a sus hogares en todo este tiempo, sin poder por ello comer comida caliente. Es algo que se tiene que revisar. Antes, los conductores ganaban más y se les trataba mejor. Es habitual que se vean expuestos a las condiciones meteorológicas, a la higiene personal y al robo. ¿Cómo puede resultar atractiva esta profesión? ¿Puede que la solución sea que los conductores se conviertan en emprendedores?

Veselina Starcheva (Podkrepa CL.) explicó que los conductores búlgaros no quieren que se les fuerce a dormir en la habitación de un hotel. Hay algunos que prefieren quedarse en sus coches porque se sienten más seguros allí. Existe un debate sobre este tema. No hay posibilidad de duchas, no hay baños. Es importante mencionar que los conductores de diferentes países tienen otras formas de vida y necesidades. Los conductores búlgaros, por ejemplo, tienen posibilidades diferentes a las de sus homólogos españoles. Además, estamos hablando de adultos que pueden tomar sus propias decisiones sobre sus vidas. Quieren llevar una vida digna, pero si no lo pueden hacer, no lo van a hacer. Los empresarios tienen que asumir esos costes. ¿Sabían que los conductores tienen que orinar en botella de plásticos porque no hay baños disponibles?

Ferenc Baranyai del Sindicato de Transporte por Carretera de Hungría subrayó que, con el Paquete de Movilidad, la Unión Europea ha cortado más tela de la que puede vender. Las diferencias son grandes. En el caso del transporte de pasajeros de acuerdo con los plazos establecidos, sucede que el conductor no puede frenar a pesar de la señal del tacógrafo para evitar un retraso en la llegada a las siguientes paradas. Consideran que el transporte por carretera basado en plazos necesita una regulación específica.

Los compañeros de Italia explicaron que a los conductores se les diagnostica en las revisiones médicas enfermedades psicológicas, articulatorias y vertebrales. Aunque existe la tecnología moderna, solo puede representar una solución limitada. La vida de una persona no solo se puede restringir a un único vehículo. Los sindicatos deben ser más flexibles. Si los conductores pudieran elegir, no elegirían parar y orinar entre las ruedas. No solo hay considerar el trabajo en sí mismo sino a las personas que lo realizan, teniendo en cuenta sus intereses. En los países de la era postsoviética se considera la tasa diaria como un ingreso y no se tienen en cuenta los costes. Hasta que los costes no estén dentro de aquellos de Europa Occidental, los conductores se ven motivados para ahorrar en gastos y es difícil alcanzar un consenso.

Imre Palkovics añadió que el dilema para los países de Europa Oriental es que queremos mejorar las condiciones laborales, pero otro aspecto es la competitividad de las empresas contratantes teniendo en cuenta estas circunstancias. Las empresas entran en bancarrota si los costes se incrementan. Las empresas de Europa Oriental están sometidas a mucha presión. Tenemos que ver claramente que las empresas de Europa del Este fracasan debido a la falta de igualdad en comparación con sus competidores de Europa Occidental.

Mara Erdelj, presidente de SS Bofos Serbia, planteó la cuestión de que si las regulaciones no son claras, ¿cómo podemos garantizar el cumplimiento de los marcos legales? Este es un gran problema legislativo. La principal responsabilidad corresponde al legislador. Debería estar obligado a realizar regulaciones obvias. Son importantes las introducciones y los preámbulos antes de las Directivas, así como las decisiones del Tribunal Europeo, algo que no está disponible en el caso de la nueva regulación.

 

Programa de formación de EZA de 2019

Campaña “Trabajos saludables. Alerta frente a sustancias peligrosas”

Jornada alemana para comités de empresa 2019 en Bonn, Alemania