Digitalización y robotización en el trabajo en el sector automovilístico, nuevos retos para la labor sindical

Entre el 4 y el 5 de mayo de 2017 se celebró en Budapest un seminario con el título “Digitalización y robotización en el trabajo en el sector automovilístico, nuevos retos para la labor sindical”, organizado por Munkástanácsok Országos Szövetsége (MOSZ), con el apoyo de EZA y de la Unión Europea.

En el seminario participaron 38 representantes de Bulgaria, Hungría, España, Austria, Lituania, Eslovaquia, Chipre, la Antigua República Yugoslavia de Macedonia, los Países Bajos, Serbia y Albania que discutieron sobre los cambios del mundo laboral en relación con los puestos de trabajo y el mercado laboral digitales.

El seminario formó parte de la coordinación de proyecto de EZA sobre el tema “Mundo laboral digital. Desarrollos tecnológicos y cambios en el puesto de trabajo”.

El Vicepresidente de MOSZ Gábor Holecz, responsable del sector público dio la bienvenida a los participantes. Subrayó que era una gran alegría para MOSZ que ya ha podido organizar el segundo seminario sobre este tema en Budapest. Es especialmente difícil mantener el ritmo con los rápidos cambios, por lo que un intercambio de experiencias de este tipo contribuye a revelar los problemas y desafíos existentes en Hungría que podrán ser comunicados posteriormente a los tomadores de decisiones de la Unión Europea.

En su ponencia de inauguración, Andreas Gjecaj comentó que la digitalización no podría modificar nuestras vidas y no solo nuestros entornos laborales. Nosotros, los sindicatos, deberíamos ver las posibilidades además de los problemas. El incremento del tráfico de datos trae una nueva era: el sistema escolar cambiará y los jóvenes tendrán que adquirir nuevas competencias. La digitalización esconde también posibilidades: en el futuro podría desaparecer la presión para fabricar en Asia y la producción podría regresar a Europa. En cualquier caso la evolución digital tiene como consecuencia que se podrá ser completamente “transparente”. Se pueden seguir todos nuestros pasos, por lo que la seguridad de datos y la seguridad personal representan más desafíos. La gran dificultad será por el contrario la tarea de mantener los resultados sindicales en relación con el trabajo en el mundo digitalizado.

La Vicepresidenta de LDF y coordinadora de proyecto Jelena Soms, informó de por qué EZA considera esta cuestión como importante y presentó los contenidos de la coordinación del proyecto, en cuyo marco se organizarán seis seminarios de EZA. La digitalización ejercerá una presión enorme sobre el mercado laboral y afectará a todos los ámbitos. Esto implica al mismo tiempo posibilidades y amenazas.

En este sentido existen dos escuelas, dos enfoques:

1.    Pérdida de empleos, reducción de los logros del estado de bienestar

2.    Nuevos puestos de trabajo gracias a la digitalización

Según la Comisión Europea, la economía digital genera crecimiento y nuevas oportunidades de empleo, ya que crea inversiones y se incrementan las innovaciones lo que genera precios menores. Es lo que se denomina la cuarta revolución industrial que reduce los costes laborales al tiempo que la tecnología gana importancia. El trabajo digital forma una parte de la Estrategia Europa 2020. Las nuevas tecnologías son necesarias, si los sindicatos quieren resultar ganadores.

Es importante que en el futuro se necesiten nuevas capacidades. Por el momento, los ordenadores no están en disposición de sustituir a los trabajadores, por lo que la formación tiene una importancia principal. Las personas deben ser más flexibles y se deben reconocer a tiempo los signos del cambio. Para los sindicatos es importante crear nuevas redes en las plataformas digitales. La tarea más importante es la protección de los trabajadores. No se puede trabajar cada día de la semana durante 24 horas. Todos tienen derecho a un día de descanso para “desconectar”. El trabajador. No se pueden exigir responsabilidades al trabajador cuando su teléfono móvil de empresa está desconectado en su tiempo libre. A menudo se recurre al móvil fuera de la jornada laboral y se responden correos electrónicos y esto es muy peligroso. ¿Cómo se pueden adaptar los derechos del trabajador a la digitalización?

El Vicepresidente de la Sección Postal de MOSZ Pefeifer Tamása, subrayó que se deberían abordar los salarios ya que existe un movimiento migratorio de trabajadores desde el Este al Oeste, lo que conlleva también la migración del conocimiento.

La Vicepresidenta Legal, la Dra. Judit Czuglerné Iványi planteó las siguientes preguntas: ¿Puede tener un efecto positivo la digitalización, podemos retener a los trabajadores? ¿Cómo se abordará el problema generacional? ¿Qué sectores aborda la digitalización y qué sectores no? ¿Qué es lo que no se puede robotizar? Es evidente que no se puede robotizar la capacidad de solucionar problemas.

El Secretario de Estado de Trabajo y Formación Húngaro Péter Cseresnyés, remarcó que la economía se está desarrollando con fuerza en Hungría, incrementándose el número de empleados. En la actualidad trabajan 700.000 personas más que hace un año. Con la Industria 4.0 se puede aprender qué desafíos hay que abordar. En algunas regiones surgió una carencia de especialistas, por lo que el Gobierno húngaro adoptó soluciones que constituyen el núcleo de la estrategia de formación digital.

Cseresnyés resumió los efectos sociales y económicos de la digitalización de la siguiente forma:

-          Influye en todos los ámbitos de la vida

-          Ayuda a hacer contactos más rápidamente

-          Motiva para aprender

-          Incrementa la comunicación

Es relevante que las capacidades clásicas no son suficientes para mantener un trabajo. Es necesario el aprendizaje permanente y se debe preparar cada día para las dificultades del día siguiente. Algunas profesiones se automatizarán por lo que requieren personas con una alta cualificación en el entorno digital. La demanda de trabajadores sin formación se reducirá fuertemente. Durante los próximos años se incrementará el número de puestos de trabajo que puedan ser desempeñados a distancia. Según algunos estudios se eliminarán 7 millones de puestos de trabajo en los mercados emergentes y se crearán 2 millones de puestos nuevos, mientras que otros estudios indican que el sector de la información y las comunicaciones creará 7 millones de puestos de trabajo aprox. y eliminará muchos menos. Las competencias claves serán la rápida capacidad de asimilación, la inteligencia social, la asertividad y la capacidad de ordenar.

 

El representante del Secretario General Zoltán Marczingó añadió que el objetivo es que las empresas húngaras fabriquen productos y que se conecten cada vez más con empresas internacionales.

La Dra. Veselina Starcheva, asesora-jefe política internacional en Podkrepa, habló sobre la situación de las mujeres en el mundo digital. Comentó que debido a la creciente digitalización de los trabajadores, cada vez se tienen que abordar más tareas de forma paralela con lo que se convierten prácticamente en robots. También contempló una creciente carga de mujeres que no solo deberían dominar este aspecto, sino que además deben afrontar la mayor parte de la educación infantil y de las tareas domésticas. Esto nuevamente tiene como consecuencia que a menudo no tendrán tiempo para seguir formándose. Las políticas sindicales deben tener en cuenta las diferencias de género y los problemas mencionados anteriormente.

Vilmos Kozáry informó sobre las competencias y la capacidad de adaptación en relación con la digitalización. A continuación el experto de MOSZ Miklós Pásztor, presentó el punto d vista de EGSZB sobre el efecto de la digitalización y del entorno laboral sobre el empleo sostenible.

La estudiante de doctorado Ildikó Rácz, habló de los desafíos en materia de legislación laboral de la economía colaborativa en relación con la empresa Uber. Es problemático cada vez más trabajo se pueda desempeñar desde todos los sitios. El dilema en materia de legislación laboral es que la economía colaborativa no es adecuada para identificar la relación laboral. El ejemplo de Uber cómo se puede abordar de esta forma cuestiones en materia de legislación laboral.

En 2016 las organizaciones europeas elaboraron una posición conjunta sobre el modelo económico digital, tomando al mercado unitario justo como modelo. El objetivo es garantizar el Modelo Social Europeo que es único y valioso. El CES ha elaborado un informe para centrar la atención en los puntos importantes.

Las leyes deberán armonizarse en el futuro con la digitalización. Muchos puestos de trabajo se perderán. En algunos informes se reducirán los derechos en el puesto de trabajo, aunque también habrá reformas en relación con el mercado laboral. La digitalización contribuirá al crecimiento económico, por lo que los participantes en el seminario contemplan el futuro con optimismo.

Programa de formación de EZA de 2019

Campaña “Trabajos saludables. Alerta frente a sustancias peligrosas”

Jornada alemana para comités de empresa 2019 en Bonn, Alemania