La igualdad y el tratamiento justo para los trabajadores de acuerdo con el principio de libre circulación y la lucha contra el problema del trabajo no declarado – el diálogo social y el papel y los retos para los sindicatos

Entre el 10 y el 12 de mayo de 2017 se celebró en Limassol (Chipre) un seminario sobre “La igualdad y el tratamiento justo para los trabajadores de acuerdo con el principio de libre circulación y la lucha contra el problema del trabajo no declarado – el diálogo social y el papel y los retos para los sindicatos”, organizado por KIKEA-DEOK (Instituto chipriota de formación/educación y empleo (KIKEA) - DEOK), con el apoyo de EZA y de la Unión Europea.

El seminario formó parte de la coordinación de proyectos de EZA sobre “Integración de migrantes y refugiados en el mercado laboral. El papel de las organizaciones de trabajadores”. Los participantes fueron representantes de organizaciones de trabajadores provenientes de Chipre, Grecia, Polonia, Austria, Eslovaquia, Bulgaria, Italia, los Países Bajos, Lituania, Rumanía, Portugal, Alemania y Estonia.

El seminario sentó las bases para crear un foro de formación, educación y discusión entre los líderes sindicales europeos, y los funcionarios europeos de alto nivel sobre un fenómeno que se está expandiendo rápidamente, un asunto candente: el trabajo no registrado o no declarado. Además se mejoró la comprensión del papel de los interlocutores sociales y se reforzaron sus capacidades y su responsabilidad para ofrecer información y asesoramiento sistemático a los trabajadores, especialmente a los trabajadores móviles y migrantes en cuestiones de trato igualitario y trabajo no declarado

Resultados

Tal y como admitió la Comisión Europea el año pasado, el trabajo no declarado es un fenómeno paneuropeo. En general existe discriminación en el puesto de trabajo, concretamente en Gran Bretaña hay mucha gente que ha perdido su estatus laboral después del brexit y por desgracia la única alternativa es el trabajo ilegal.

El Ministro de Empleo, Bienestar y Seguridad Social mencionó las políticas gubernamentales para afrontar el trabajo no declarado. En 2008 el desempleo en Chipre fue del 3,8 %, mientras que en 2013 alcanzó el 16 % en el pico de la crisis financiera. Chipre realizó todos los esfuerzos posibles para evitar la bancarrota y la salida del memorándum. El país se encuentra ahora en una trayectoria constante con tasas de crecimiento del 3 %. Además en 2014 el Gobierno introdujo la Renta Mínima Garantizada. Durante los últimos dos años se están realizando estudios para afrontar el trabajo no declarado que genera competencia desleal contra los empresarios que cumplen legalmente en favor de aquellos que incumplen la ley. El trabajo no declarado provoca contribuciones decrecientes al Fondo de Seguridad Social. Gracias a la experiencia y al apoyo de Bélgica y de la OIT, estamos realizando esfuerzos para afrontar las debilidades de nuestro propio sistema de control. Los principales obstáculos son la legislación débil sobre trabajo no declarado, procedimientos obsoletos que se han aplicado durante el tiempo, la falta de intercambio de información entre los diferentes departamentos y la ausencia de inspecciones específicas. En la primera fase, las medidas pueden incluir la obligación de los empresarios de informar inmediatamente todas las nuevas contrataciones al Ministerio competente. En una segunda fase se podrían adoptar medidas represivas como sanciones elevadas y la suspensión de las operaciones de empresas que incumplan la ley. El porcentaje de trabajo no declarado en Chipre es del 15 % y el del trabajo ilegal es del 8 %. No se puede eliminar el problema aunque se deberían hacer esfuerzos para afrontar y mejorar la situación. Las medidas previstas por el Ministerio también incluyen la creación de un Cuerpo Único de Inspectores con formación especializada.

Además se afirmó que todos los ciudadanos europeos deben disfrutar de los mismos derechos, las mismas condiciones laborales, etc. independientemente del país en el que elijan trabajar. Las familias de los migrantes económicos no tienen derecho a educación en el estado miembro en el que residen. La Comisión Europea pretende ofrecer una mejor protección a los trabajadores, asegurar la competencia justa, el respeto de los derechos de los trabajadores y una remuneración justa.

Los interlocutores sociales chipriotas están ausentes de la Plataforma establecida por la UE y los estados miembros están representados por un funcionario. Chipre carece de estudios y análisis sobre el trabajo no declarado. Se deben identificar las razones fundamentales y después esquematizar el problema y preparar propuestas y sugerencias. La Plataforma es una posible iniciativa que sitúa al trabajo no declarado en el contexto de intercambio de información y comprensión entre los estados miembros. Se debería centrar en los incentivos a los empresarios que incumplen la ley y en las razones por la que los trabajadores aceptan este hecho.

En Lituania existe un sistema débil de control al tiempo que el sistema de recaudación fiscal no es adecuado. La política fiscal y el papel del Ministerio no garantizan la protección de los trabajadores. Las razones detrás del trabajo no declarado son la crisis financiera, el elevado coste de vida y los salarios reducidos. Asimismo, los impuestos elevados provocan que los trabajadores oculten sus ingresos. El estado garantiza a los desempleados determinados beneficios lo que reduce su motivación para trabajar. No se dan cuenta de que esto es perjudicial para los ingresos del estado y en algún punto del futuro será difícil pagar estos beneficios. La ausencia de contratos de desempleo ha provocado el trabajo no declarado, el pago de efectivo en mano, el impago de horas extraordinarias, etc. El mayor porcentaje de trabajo no declarado se observa en los sectores de la construcción, la agricultura, los servicios y el comercio. Para prevenir el trabajo no declarado, los inspectores de trabajo deben organizar seminarios en escuelas, negocios, etc.

En Francia los empresarios no respetan el salario mínimo y las relaciones laborales. Existen trabajadores que tienen una residencia y que viven en condiciones terribles, en estaciones de metro, etc. El objetivo de los sindicatos es poner fin a este maltrato y al tráfico. Las sanciones deben ser estrictas. También hay trabajadores de Rumanía, Polonia, etc. a los que se abonan salarios reducidos; esto genera competencia desleal entre las empresas que respetan las reglas y las que no. También tenemos el fenómeno de la nueva economía, la economía digital, el falso empleo y autoempleo. Estas personas no tienen acceso a asistencia hospitalaria, no disfrutan de beneficios y reciben pensiones muy reducidas. Una solución sería conectar los contratos laborales con la responsabilidad para asegurar laso derechos de todos los trabajadores. Deben contribuir a los fondos de pensiones y a la asistencia médica.

Estonia tiene un registro electrónico para registrar trabajadores antes de que comiencen el trabajo en un esfuerzo para prevenir el trabajo no declarado. En el primer año de funcionamiento de este registro, el trabajo no declarado se redujo en un 5 %. El Departamento de Inspección Laboral envío cartas a los empresarios que pagaban salarios bajos. Algunos de ellos pagan el salario mínimo y el resto lo hacen “por debajo de la mesa” (para beneficio de ambas partes). En caso de que las autoridades competentes lo descubran los empresarios y los trabajadores competirán la carga fiscal. La Autoridad Fiscal también realiza comprobaciones en eventos abiertos, exhibiciones, etc. y se imponen sanciones.

Eslovaquia también afronta el problema del trabajo no declarado. En 2003 y 2004 se realizaron dos estudios relevantes. Los sectores más problemáticos son los del comercio, el turismo, la agricultura y el trabajo estacional. Los motivos del trabajo no declarado son los elevados costes laborales en comparación con la productividad, la competencia feroz, la seguridad social, los elevados impuestos, etc. Otros motivos incluyen el número creciente de personas que quieren trabajar en la economía sumergida, las limitaciones administrativas o la ley. La legislación nacional incompleta y la falta de cooperación entre los departamentos competentes son obstáculos para luchar contra el trabajo no declarado.

En Grecia no había incumplimiento de reglamentos y leyes laborales incluso antes de la crisis. Determinadas disposiciones en la ley desregulaban los derechos laborales Los trabajadores no pueden reclamar sus derechos debido a competencia desleal. El sistema de seguridad social se está derrumbando y las personas de más de 40 no creen que vayan a obtener ninguna pensión.

El trabajo no declarado afecta al 4 % de los europeos y por ello hay que crear más puestos de trabajo y perspectivas al tiempo que se fomenta una nueva cultura y ética. Debemos trabajar en un espíritu de solidaridad y contribuir al bien común. También se debe mejorar la legislación y se debe reforzar la cooperación a través de la Unión Europea.

Programa de formación de EZA de 2019

Campaña “Trabajos saludables. Alerta frente a sustancias peligrosas”

Jornada alemana para comités de empresa 2019 en Bonn, Alemania