Tres años después de las agendas de migración y seguridad: ¿cuál es la posición del sector público?

Entre el 20 y el 22 de septiembre de 2018 se celebró en Bucarest (Rumanía) un seminario sobre “Tres años después de las agendas de migración y seguridad: ¿cuál es la posición del sector público?”, organizado por EUROFEDOP (Europese Federatie van het Overheidspersoneel) con el apoyo de EZA y de la Unión Europea.

Los ataques terroristas se han cobrado la vida de muchos inocentes en diversos países europeos y los conflictos armados junto con la ausencia de cualquier perspectiva de un futuro digno para vivir, han provocado que cientos de miles de personas de Asia y África decidan huir de sus países natales para buscar una vida mejor en el continente europeo.

Para poder afrontar la situación que se convirtió en dramática en 2015, la Unión europea comprendió que tenía que dar un impulso renovado a sus políticas de migración y de seguridad y con este objetivo, publicó su agenda europea sobre migración y la agenda europea sobre seguridad, en mayo y abril de 2015 respectivamente.

La Federación Europea de Trabajadores de los Servicios públicos (Eurofedop) quiere señalar el papel importante desempeñado por los trabajadores de los servicios públicos en relación con la implementación de cualquier política de migración y seguridad en cualquier país europeo, por lo que organizó un seminario con este objetivo para aprender más sobre la forma en la que se abordan estas cuestiones en los diferentes países europeos en los que Eurofedop cuenta con organizaciones miembro.

Por ello, se ofreció la oportunidad a muchos delegados sindicales de organizaciones miembro para informar sobre su situación nacional. Aparte de la información de primera línea ofrecida por sus organizaciones miembro, Eurofedop invitó a expertos de instituciones europeas, federaciones empresariales, autoridades regionales y de la sociedad civil que contribuyeron a clarificar los temas analizados con problemas de migración y de seguridad según están ocurriendo hoy en día en el continente europeo.

Se realizaron definiciones sobre lo que implica la regulación de Dublín, el Sistema de Información de Schengen, el Sistema de Información de Visados y Eurodac. Además, se explicaron las misiones de instituciones europeas como Europol y Eurojust, así como las tareas de Frontex como Agencia europea de Control de Fronteras y Guardacostas.

Como conclusión, todos reconocieron la gravedad de la situación. La migración y el asilo constituyen cuestiones de derechos humanos y todo el mundo tiene derecho a vivir una vida digna. La solidaridad y la responsabilidad son conceptos clave conectados con los problemas relacionados con la migración. Además del terrorismo y de la criminalidad transfronteriza, se reconoció que la necesidad de luchar contra el cibercrimen y la seguridad de Internet constituye uno de los mayores desafíos de los servicios de seguridad actuales en el continente europeo y fuera del mismo. Se subrayó la cooperación internacional como un requisito indispensable para la lucha contra el cibercrimen.

Se resaltó la dedicación de los trabajadores de los servicios públicos a la hora de ofrecer asistencia a los migrantes y de garantizar la seguridad en nuestra sociedad, aunque por otro lado se previno en relación con la excesiva carga de trabajo que se puede generar si el número de trabajadores de los servicios públicos no se corresponde con las tareas que deben cumplir.

Consideraciones finales

La Unión Europea tiene como política encontrar una política común y una estrategia para abordar los problemas de la migración y de la seguridad. Cuando un número masivo de migrantes llegó a las fronteras externas de la UE (sobre todo a Grecia y a Italia), se elaboró un sistema de reubicación con el que todos los países estuvieron de acuerdo, aunque en la práctica, el sistema nunca funcionó como debía.

Reconocimos que la migración y el asilo son cuestiones relacionadas con los derechos humanos y remarcamos que en los Tratados se pueden encontrar referencias sobre las cuestiones de la migración y los refugiados. El artículo 19 de la Carta Europea de los Derechos Fundamentales estipula que nadie puede ser enviado de vuelta a un estado en el que exista riesgo de que dicha persona sea sometida a tortura, trato inhumano o a pena de muerte. El Consejo de Europa hace sonar la alarma cuando se ve afectada la cuestión de la migración. Subraya que la migración irregular no es un acto criminal y que los migrantes irregulares tienen derechos según la legislación internacional que deben ser respetados. Durante el seminario invitamos a nuestros miembros a explicar cómo se abordan estas cuestiones en sus países respectivos y aprendimos que, a menudo, la asistencia a los migrantes y todos los servicios relacionados con la misma hacen que se incremente la carga de trabajo, algo que no se ve compensado con el incremento correspondiente en el número de empleados públicos para cumplir con estas tareas. El presidente Juncker enlazó la crisis migratoria con la necesidad de inversión económica en el continente africano, algo que no excluirá, pero sí reducirá el número de migrantes que quieren entrar en la Unión Europea.

Al final de nuestro seminario, escuchamos a los ponentes que nos explicaron los enormes desafíos que el terrorismo y el cibercrimen representan para nuestros servicios de seguridad, aclarando que para ganar la lucha contra el terrorismo y el cibercrimen, se necesita personal altamente cualificado y es esencial la cooperación internacional.

 

Programa de formación de EZA de 2019

Campaña “Trabajos saludables. Alerta frente a sustancias peligrosas”

Jornada alemana para comités de empresa 2019 en Bonn, Alemania