El futuro de Europa – la dimensión social

Entre el 5 y el 6 de abril de 2018 se celebró en Utrecht (Países Bajos) un seminario sobre “El futuro de Europa – la dimensión social”, organizado por CNV (Christelijk Nationaal Vakverbond), con el apoyo de EZA y de la Unión Europea. El seminario formó parte de la coordinación de proyecto de EZA sobre el “Pilar Europeo de los Derechos Sociales”. En el seminario participaron 48 representantes de organizaciones de trabajadores procedentes de los Países Bajos, Bélgica, Alemania, Italia, España, Lituania, Austria, Luxemburgo, Malta, Portugal, Hungría, República Checa, Bulgaria, Serbia, ARY de Macedonia y Albania.

El aspecto más importante del seminario fue reforzar la necesidad de una Europa social fuerte. Esto no solo es importante para todos los trabajadores en Europa, con objeto de evitar que se conviertan en competidores entre ellos, sino también por el apoyo al proyecto europeo en su totalidad. La insatisfacción entre los trabajadores sobre Europa es real. No debemos oponernos a Europa sino hacer que sea mejor. El objetivo del seminario fue expresar la necesidad de la Comisión Europea y de los políticos europeos de trabajar más duro para tener reglas más justas en el mercado interno europeo. Este seminario tuvo deliberadamente una naturaleza política ya que CNV siente que el movimiento sindical socialcristiano debería ser escuchado mejor dentro del debate político europeo.

Los ponentes (p.ej. de la Comisión Europea, CE) subrayaron la oportunidad del evento considerando el debate crucial actual sobre el futuro de Europa, lanzado por el presidente de la CE, Jean Claude Juncker. Actualmente nos encontramos en el punto medio de esta discusión que comenzó el último año y que continuará hasta las elecciones europeas en mayo de 2019. Múltiples ponentes y participantes expresaron su opinión de que el seminario cubrió un tema importante en un momento crucial.

Los temas que se discutieron durante el seminario fueron:

  • Las condiciones bajo las que se desarrolla la libre circulación de trabajadores, bienes y servicios en el mercado interno europeo.
  • La proclamación del Pilar Europeo de los Derechos Sociales y sus propuestas.
  • La función y las tareas deseadas por la Autoridad Laboral Europea, en relación con el fraude transfronterizo con la mano de obra y con la legislación de seguridad social, y las inspecciones transfronterizas y su aplicación.
  • Los problemas de la regulación transfronteriza y del fraude en el transporte internacional por carretera, en relación con el Paquete de Movilidad propuesto.
  • El acuerdo sobre la Directiva sobre desplazamiento de trabajadores.
  • La revisión del Reglamento n.º 883 sobre coordinación de los sistemas de seguridad social.
  • La propuesta de la Comisión Europea para condiciones de trabajo transparentes y predecibles.
  • La interacción entre la legislación laboral, de la seguridad social y fiscal en las situaciones de trabajo transfronterizo.
  • El funcionamiento del Semestre Europeo.

Resultados de las discusiones

  1. El diseño de la Autoridad Laboral Europea (ALE): CNV y los participantes de su seminario europeo propusieron no asignar las siguientes tareas a la ALE: provisión de información y estímulo de la movilidad laboral. Propusieron considerar las autoridades nacionales existentes para el diseño de la ALE, por ejemplo, protección de los consumidores donde las autoridades pueden ordenar el cese/la prohibición de los incumplimientos intraeuropeos. Las inspecciones nacionales también deben ser capaces de operar entre fronteras. Una ALE puede facilitar este trabajo y mediar entre autoridades nacionales, igual que hace Europol.
  2. El pago igualitario para el mismo trabajo todavía no es una realidad. CNV y los participantes en su seminario europeo lamentaron el hecho de que la única forma de sobrevivir para algunas empresas de Europa del Este sea competir en costes laborales.
  3. La CE ha establecido una agenda social ambiciosa, aunque también presenta propuestas contrarias. CNV y los participantes en su semestre europeo creen que la propuesta para una nueva tarjeta electrónica de servicios europeos, no está en línea con la agenda social ambigua. Las ventajas del fomento de la competitividad se deberían ponderar frente al impacto en el bienestar de la gente.
  4. El semestre europeo a menudo provoca imponer austeridad a los estados miembro, con una presión resultante sobre los servicios sociales. La introducción de un cuadro de mando social como parte de la implementación del Pilar Europeo de los Derecho sociales es buena, pero se está sujeto a reglas como un “Protocolo de Progreso Social”. Dicho Protocolo requiere fundamentalmente un suplemento a la legislación europea de una forma que da prioridad a los derechos sociales fundamentales en caso de conflicto entre los diferentes derechos en el mercado europeo interno.
  5. Existe tensión entre una Europa social y las competencias para política social que están recogidas exclusivamente en los Estados Miembro: durante el seminario se acordó abogar por no armonizar los derechos europeos debido a que las diferencias entre los estados miembro todavía son demasiado grandes. Esto provoca una media menor que por ejemplo en la propuesta para un periodo de prueba de 6 meses, que es mucho mayor que en muchos países de la UE.
  6. Se concluyó que se está desmoronando el apoyo a Europa entre los trabajadores. Los trabajadores vuelven sus espaldas hacia Europa y optan por partidos extremistas ¿Por qué? Europa es un proyecto de paz basado en una economía social de mercado. Se concluyó que la respuesta ante los populistas debería ser una Europa más social.

Resoluciones y demandas

  1. Por eso los participantes en el seminario subrayaron que, si no se afrontan y se solucionan adecuadamente los problemas en el mercado interno, los trabajadores y los ciudadanos perderían su fe en el proyecto europeo.
  2. Se precisa más aplicaciones, y mejores reglas, sobre todo en el sector del transporte. Una propuesta muy concreta: la matrícula de un camión debería determinar qué ley se aplica y facilitar la aplicación de la ley. El Paquete de Movilidad actualmente representa demasiadas condiciones malas para los conductores como más horas de trabajo flexible y la liberalización de las leyes del cabotaje. Ninguno de los estados miembro está de acuerdo con estas propuestas. Los interlocutores sociales deberían asegurar una remuneración igualitaria para el trabajo igualitario en el sector del transporte como interlocutores sociales. Este es un asunto candente en el Parlamento Europeo.
  3. ¿Cómo se puede convertir el Pilar Social en una realidad? Por ejemplo, ofreciendo más contenido al artículo 9 del TFUE: se debería prestar más atención al impacto social de las medidas políticas, así como a la aplicabilidad de los derechos sociales, según lo previsto en el artículo 57 de la Carta Social Europea. La ambición demasiado elevada del pilar social puede provocar posiblemente un riesgo para el apoyo de los trabajadores a una Europa social.
  4. Los participantes estuvieron de acuerdo en que se deberían regular los cuellos de botella en la interacción de la fiscalización, la legislación laboral y la regulación sobre seguridad social.

Consecuencias para el trabajo diario de participantes/organizaciones relacionadas

  1. Debemos reforzar la posición débil de los sindicatos. Además, el dumping social socava la fortaleza de los sindicatos. En cualquier caso, los empresarios todavía consideran la regulación más estricta para las empresas como un obstáculo para la libre circulación.
  2. A menudo Europa no es suficientemente concreta para los miembros de los sindicatos. Un ejemplo concreto es la Directiva de Cancerígenos. Los representantes participantes por tanto propusieron no realizar promesas demasiado grandes, sino mostrar ambición en propuestas concretas, para mantener el apoyo de los trabajadores para Europa.
  3. La tarea principal del movimiento sindical es contar las historias reales de los trabajadores, demostrar la urgencia e indica cuándo los trabajadores necesitan a Europa y cuándo no.
  4. El PPE contiene secciones muy diferentes dentro del grupo político. Algunos son muy liberales y tienen miedo de los sindicatos. Las relaciones entre las diferentes secciones se han convertido en más difíciles después de la ampliación. Los representantes participantes estuvieron de acuerdo en que es necesario continuar ofreciendo aportaciones al movimiento social cristiano. Se pueden formar coaliciones: un buen ejemplo de ello es el acuerdo sobre la revisión de la Directiva sobre el desplazamiento de trabajadores.
  5. La composición del Parlamento Europeo después de las elecciones diferirá mucho de la actual: es posible que más partidos con un perfil liberal y con poca atención por los problemas sociales (p.ej. Macron) ganen más escaños. Por eso, los participantes acordaron realizar un inventario sobre lo que piensan sus miembros, para mostrar a los miembros del Parlamento Europeo cómo quieren que voten. Esta aportación puede tener un gran impacto ya que estos miembros quieren ser reelegidos.

Programa de formación de EZA de 2019

Campaña “Trabajos saludables. Alerta frente a sustancias peligrosas”

Jornada alemana para comités de empresa 2019 en Bonn, Alemania