Seminario de evaluación y perspectivas dentro del proyecto especial de EZA para el fortalecimiento del diálogo social en los Balcanes Occidentales

El trabajo ilegal, la liberalización de los mercados, una disminución en la membresía sindical, la situación laboral cada vez más débil, la corrupción y la falta de estado de derecho (sobre todo para las organizaciones de trabajadores en el diálogos social); estos fueron algunos de los grandes desafíos para los sindicatos en la región de los Balcanes Occidentales tal y como determinaron unánimemente los participantes en el seminario de evaluación y perspectivas dentro del proyecto especial de EZA para el fortalecimiento del diálogo social en los Balcanes Occidentales. Entre el 25 y el 27 de febrero de 2019 se celebró en Viena (Austria) el seminario en el que participaron 40 representantes de organizaciones de trabajadores de Albania, Bélgica, Bulgaria, Alemania, Francia, Kosovo (como invitados), Eslovenia, Macedonia del Norte, Montenegro, los Países Bajos, Austria, Serbia y Hungría, en colaboración con el Centro Austriaco para los Asuntos de los Trabajadores (ÖZA).

El presidente honorario de EZA, Bartho Pronk, subrayó en su discurso de bienvenida que Europa se reforzará más con los Balcanes Occidentales de lo que se debilitará eventualmente por el Brexit.

En una ronda de presentación los participantes manifestaron sus expectativas en el seminario y describieron los problemas en sus países: se deben enviar los resultados a Bruselas. Sería deseable mantener el ritmo dentro de la región de los Balcanes Occidentales con el desarrollo de Europa Occidental. Se trata del respeto ante los otros, del trabajo de pacificación en una región maltratada por la guerra y por sus repercusiones. Se trata de tener en cuenta los desafíos introducidos en los Balcanes Occidentales también desde fuera de la UE, por ejemplo, por Rusia, los EE. UU., los países árabes o China. Constituyen ámbitos temáticos importantes los convenios colectivos y sectoriales, el desarrollo de capacidades, la interconexión, un panorama sindical fragmentado, así como el salario mínimo. Siguen faltando organizaciones centrales de trabajadores en la región, es difícilmente posible un diálogo social “verdadero”, a menudo existe poca previsibilidad económica debido al estado de derecho y al valor jurídico. Un gran problema es la falta de perspectivas para los jóvenes en los países de la región que provoca grandes flujos migratorios hacia occidente. Es completamente necesaria una mejor interconexión entre las organizaciones de trabajadores.

En su ponencia “Estrategia para una perspectiva de ampliación fiable y para un compromiso reforzado de la UE frente a los Balcanes Occidentales”, Veselin Mitov, secretario internacional de PODKREPA, vicepresidente de EZA y miembro del Comité Económico y Social Europeo, resaltó la importancia de 2018 como el año de los Balcanes Occidentales, así como la conciliación del litigio entre Grecia y la AYR de Macedonia. Subrayó la importancia de los Balcanes Occidentales para Europa, entre otros, a la vista de las estrategias geopolíticas de Rusia, China y países árabes en la región. A la vista de los problemas económicos y políticos en la región se trata sobre todo de garantizar lo conseguido en 2018, de mantener su optimismo y de utilizar activamente las opciones que ofrece una nueva estrategia de la UE frente a los Balcanes Occidentales.

En una mesa redonda con Julia Beischroth-Eberl, secretaria general de la Federación Austriaca de las Casas de Europa, Joseph Thouvenel, vicepresidente de CFTC y de EZA y Njegos Potezica, presidente de sindicato Uprave y vicepresidente de la Asociación de Sindicatos Independientes de Serbia, se estuvo de acuerdo en que el trabajo de formación es fundamental para crear conciencia de una identidad europea. Para ello es necesario una actuación concreta. Si además, los comités de empresa de las empresas europeas trabajan conjuntamente, esto sería un desarrollo concreto para Europa. Las redes también significan asumir responsabilidad.

El diputado europeo austriaco Lukas Mandl subrayó la importancia para la consolidación de la paz de la integración de los Balcanes Occidentales en la UE. Para ello se debe prestar atención a un diálogo de igual a igual. El trabajo para la democracia y el estado de derecho nunca se da por concluido, sino que es un proceso constante. A través de la adhesión a la UE no se solucionarían automáticamente todos los problemas.

El embajador de la UE en excedencia Leopold Maurer remitió insistentemente a los ámbitos en los que la región de los Balcanes Occidentales debería realizar más esfuerzos de acuerdo con la UE: el estado de derecho, la seguridad y la migración, los desarrollos socioeconómicos, la energía, la agenda digital y las buenas relaciones con los vecinos. La región debería intentar aprovechar el empuje positivo ofrecido por la Cumbre de la UE en junio de 2018. Para ello sería beneficioso de forma mutua una colaboración de los países entre sí, así como una estrecha colaboración con las instituciones de la UE y el Parlamento de la UE. Maurer y el parlamentario albanés Lorenc Luka, subrayaron la importancia de las organizaciones de trabajadores para gestionar el cambio y son pioneros en la planificación y configuración de la sociedad. En cualquier caso, no deben caer en el pensamiento ilusorios de que la UE solucionará todos sus problemas. Se trata más bien de que las organizaciones de trabajadores en la región creen y cuiden activamente contactos cercanos con las instituciones de la UE para fomentar los intereses de los trabajadores y el diálogo social como tal.

En la charla sobre “Mantener y lograr un clima social para el diálogo social” Veselina Starcheva, experta nacional en Podkrepa y Dijana Roscic, redactora libre fija de la Deutschen Welle, remarcaron que todos los logros del modelo social europeo se basan en el diálogo. Los sindicatos deben ser conscientes de que este diálogo cuesta mucho esfuerzo.

En las discusiones tanto en los grupos de trabajo como en la reunión, los participantes desearon que hubiera más diálogo con las autoridades europeas y con los diputados de sus países sobre todo en relación con el proceso de adhesión de sus países. En este sentido es importante que no se sigan recortando los derechos de los trabajadores que no pasan por su mejor momento. Las organizaciones de trabajadores deben ser apoyadas con formación para poder coadyuvar con la UE en el proceso de aproximación. En este sentido es importante que exista un flujo transparente de información, En conjunto las organizaciones de trabajadores deben intentar asumir una función correctora en cada uno de los países. Para ello es importante su propia iniciativa. En este sentido se tiene que perseguir una mejor interconexión para reforzar la solidaridad recíprocamente. Los participantes estuvieron de acuerdo en que Europa es algo más que impuestos y cuestiones económicas. Se trata de construir un mundo mejor conjuntamente.

Programa de formación de EZA de 2019

Campaña “Trabajos saludables. Alerta frente a sustancias peligrosas”

Jornada alemana para comités de empresa 2019 en Bonn, Alemania