El diálogo social en Europa y su papel en las políticas laborales y sociales internacionales

“Como Centro Europeo para los Asuntos de los Trabajadores vemos la necesidad imperiosa de desarrollar una nueva cultura para promover la igualdad de género y la conciliación de la vida privada y profesional en Europa”, decía Bartho Pronk, el presidente del Centro Europeo para los Asuntos de los Trabajadores (EZA), en su discurso ante el pleno de la Conferencia Internacional del Trabajo (CIT) 2018. Y se debe lograr “partiendo de unos fundamentos jurídicos básicos”, continuaba. Con esta reivindicación presentaba su posición frente al informe del Director General de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), donde se destacaban los retos relacionados con la iniciativa del centenario de la OIT sobre las “mujeres en el mundo laboral” y se comentaba: “…estamos muy alejados del objetivo de la igualdad de género y el camino para conseguirlo es lento, irregular e incierto”. 

El presidente Pronk, que destacó ante los delegados de la CIT el trabajo de muchos años de la Plataforma Internacional para la Igualdad de Oportunidades de EZA, añadía: “EZA está dispuesta a trabajar con la OIT para que se alcance la igualdad entre los hombres y las mujeres en el lugar del trabajo con mayor rapidez y de forma más segura”. Se puede encontrar su discurso en la página Web de la OIT

 http://www.ilo.org/ilc/ILCSessions/107/plenary/recordings/lang--en/index.htm, “Grabaciones en vídeo de los plenos”, 4 de junio de 2018, del minuto 3:35:05 al 3:40:50

Conversaciones con los representantes de la OIT

Las conversaciones de Pronk y de Piergiorgio Sciacqua, copresidente de EZA, con los representantes en Ginebra tuvieron lugar en el contexto de la preparación de la conmemoración del centenario de la creación de la OIT en 2019. Luc Cortebeeck, presidente del consejo de administración de la OIT, así como Heinz Koller, director adjunto para Europa y Asia Central, hablaron de la Comisión Mundial sobre el Futuro del Trabajo. No solo se elaborarán ahí recomendaciones sobre el futuro del trabajo, sino que también se presentarán propuestas sobre el papel que debe asumir la misma OIT en el futuro. Además, Cortebeeck se mostró preocupado por la tendencia cada vez mayor hacia una “desglobalización”, patente en las orientaciones políticas de varios países en todo el mundo. Se observa un alejamiento de las organizaciones internacionales y un repliegue hacia políticas nacionales que también podrían debilitar a la OIT.

A su vez, las conversaciones con Anna Biondi, directora adjunta de la Oficina de las Actividades para los Trabajadores (ACTRAV), así como con Pierre Martinot-Lagarde, asesor especial para cuestiones religiosas y sociales, se centraron en el próximo centenario de la OIT. EZA desea realizar una contribución en este sentido y a principios del año que viene, se organizará un seminario conjuntamente con Cartel Alfa, que contará con la participación de representantes de la OIT, en el que se abordarán las diferentes interrogantes relacionadas con el futuro del trabajo con el fin de aportar ideas a la OIT.

 

En una conversación con Irmgard Nübler, economista principal del departamento de investigación de la OIT, se habló sobre los conocimientos actuales sobre el proceso de digitalización en el mundo laboral. Partiendo de dichos conocimientos, los sistemas educativos futuros tendrían que combinar de la mejor manera posible las competencias y las destrezas de forma nueva y relacionarlas con materias digitales. Al mismo tiempo, se trata de conseguir que los nuevos puestos de trabajo que  surgen puedan ofrecer un empleo digno.

Encuentro con delegados de los centros miembros de EZA

Una vez más, EZA organizó un intercambio de ideas y de experiencias entre los representantes de los centros afiliados a EZA, que asistieron como delegados a la 107ª Conferencia Internacional del Trabajo. El objetivo es intentar impulsar el trabajo en red y ofrecer la ocasión de intercambiar impresiones sobre los debates en curso en la CIT. Resultó especialmente grato contar con Luc Cortebeeck, Anna Biondi y Pierre Martinot-Lagarde, cuya presencia sirvió para enriquecer las conversaciones. Este evento se ha convertido en una pequeña tradición y gozó una vez más de gran éxito.

Temas principales de la CIT

Además de las conversaciones sobre el “diálogo social y el tripartidismo”, así como sobre la cuestión de cómo conformar la cooperación al desarrollo de la OIT de la forma más eficaz posible para apoyar los objetivos de desarrollo sostenible, el debate se centró ante todo en “poner fin a la violencia y al acoso en el mundo laboral”. Al término de la conferencia, se confiaba en poder alcanzar un acuerdo internacional que fije normas vinculantes sobre este tema. Si se lograra durante el centenario de la OIT se podría transmitir un mensaje contundente sobre la importancia de esta organización a la hora de establecer normas internacionales en el ámbito social y laboral.

 

Programa de formación de EZA de 2019

Campaña “Trabajos saludables. Alerta frente a sustancias peligrosas”