El futuro del trabajo – una contribución al 100º aniversario de la OIT

Entre el 4 y el 6 de febrero de 2019 se celebró en Bucarest (Rumanía) un seminario sobre “El futuro del trabajo – una contribución al 100º aniversario de la OIT”, organizado por CNS "Cartel Alfa" / F.N.CORESI (Confederaţia Naţională Sindicală "Cartel Alfa" / Fundaţia Naţională CORESI), con el apoyo de EZA y de la Unión Europea.

El principal objetivo del evento fue presentar el Informe de la Comisión Global de la OIT sobre el Futuro del Trabajo y desarrollar una declaración apoyada conjuntamente sobre el papel del trabajo y los cambios en el mercado laboral que a menudo no reflejan la realidad. El seminario contó con el apoyo de la OIT en su 100º aniversario y planteó la Declaración de Filadelfia de 1944 en la que se reafirma que “¡La mano de obra no es una materia prima!”

En el evento participaron 53 representantes de organizaciones de trabajadores de Rumanía, Bulgaria, Lituania, España, Chipre, Alemania, Bélgica, Suiza (como invitados), Francia, Portugal e Italia.

Durante las sesiones del seminario, las discusiones se centraron en los temas siguientes:

  • La influencia de los conceptos políticos actuales y las visiones sobre el futuro del trabajo
  • El futuro del trabajo – ¿cómo podemos lograr trabajo digno?
  • La dimensión ética del trabajo. El significado actual y futuro del trabajo – pilares éticos del trabajo digno desde una perspectiva religiosa
  • Cambios, descubrimientos y recomendaciones de la Comisión Global sobre el Futuro del Trabajo
  • Diálogo social y el futuro del trabajo en Europa
  • Trabajo digno en el futuro a nivel mundial y el papel del modelo europeo de diálogo social

El centenario de la OIT es importante debido a la importancia de la actividad de la organización, afirmó Pierre Martinot-Lagarde, asesor especial de asuntos sociorreligiosos de la OIT. La OIT ha realizado últimamente diversas iniciativas, de entre las cuales la Comisión Global sobre el Futuro del Trabajo ha emitido un informe sobre este tema. La Comisión Global de la OIT también está intentando crear un diálogo entre diferentes confesiones religiosas.

Es necesario un nuevo contrato social, uno que debería actualizar la Declaración de Filadelfia.

Partiendo de las propuestas de la Comisión Global, una Declaración Conjunta por el Centenario fue el tema de debate y discusión durante el seminario y los participantes adoptaron su texto.

Piergiorgio Sciacqua, copresidente de EZA, alentó a abordar 4 puntos clave para el futuro: el trabajo asociado con recursos, el papel de la ley, el inicio de una nueva revolución industrial 4.0, el trabajo asociado con la religión.

La mano de obra es crucial y se centra a la persona. Se deben reorientar los principios más importantes de la mano de obra, mientras que el principio de los derechos humanos debería permanecer sin cambios. La iglesia está basada en la interdependencia entre la mano de obra y la persona y cuanto más profundo es el cambio más importante es considerar la protección de los trabajadores El centenario de la OIT no solo trata del reconocimiento de los esfuerzos de la organización, sino también sobre la voluntad para reforzarlo. Reforzando las instituciones locales y globales, se puede generar crecimiento económico y los desafíos actuales están conectados con lo anterior. El Papa Francisco afirmó que los 3 principales desafíos de la actualidad son la demografía, el medio ambiente y la migración.

El 1 de mayo de 2000 el Papa Juan Pablo II habló sobre globalización. Ahora vemos en China, por ejemplo, la explotación de los niños y los recortes salariales masivos. Las personas en todo el mundo no deben ser una herramienta sino impulsores del progreso. Las enseñanzas de la iglesia hablan sobre la expresión global del trabajo y sobre la vocación permanente de solidaridad. Desgraciadamente, la conexión entre política-persona-bien común no se encuentra ya entre las bases de las políticas de hoy en día.

A lo largo del seminario los participantes resaltaron que el populismo es fuerte en algunos países y que adopta formas diferentes. Se cuestiona la autoridad estatal. Las responsabilidades de las organizaciones de trabajadores tienen que ver sobre todo con:

  • La austeridad que es aparente a todos los niveles
  • El deterioro de las condiciones laborales. Por ello, la clase media se ha empobrecido ya que es la clase con la mayoría de los votantes y es la más conservadora.
  • La reconstrucción de la confianza y la creación de empleo
  • Adaptar políticas sociales a las condiciones del mercado laborales

En el marco del seminario se definió la mano de obra como la participación humana en el esfuerzo colectivo, por lo que cada persona es un creador. El trabajo genera independencia financiera y crea una conexión social. Todo el mundo trabaja con y para los otros. El trabajo va unido a un valor superior y social, cada individuo debe encontrar un lugar y un papel. También es importante el objetivo de la mano de obra, ya que la visión sobre el trabajo se ve condicionada por la voluntad de trabajar. La erradicación de la mano de obra infantil es vital puesto que el trabajo impide su acceso a la educación.

Los participantes intentaron encontrar respuestas a las siguientes preguntas: ¿Qué es un salario digno? ¿Puede tener alguien tener hoy en día una vida digna para ellos y para sus familias?

Las respuestas se dividieron en las siguientes variantes: un salario digno es aquel que aporta dignidad a los trabajadores y a sus familias. Los trabajadores deben trabajar en condiciones humanas; pueden ser productivos, pero si enferman pueden dejar de ser eficientes. Es necesario un equilibrio entre vida laboral y privada y un día de descanso colectivo. El ser humano está por encima de los bienes materiales que produce y necesita descanso y tiempo de ocio. La digitalización y la automatización son realidades que deben ser usadas de forma generalizada para convertirlas en herramientas útiles y no dejar que nos atrapen.

El panel más dinámico e interactivo fue “La dimensión ética del trabajo. El significado actual y futuro del trabajo – pilares éticos del trabajo digno desde una perspectiva religiosa”.

La diversidad religiosa está íntimamente ligada con la diversidad cultural. En relación con el Futuro del Trabajo, todos los países comparten los siguientes desafíos: cuestiones medioambientales, desigualdad y justicia social, migración y revolución tecnológica. El debate sobre ética en un contexto religioso implica la consideración de cada uno de estos aspectos. La dimensión ética está presente en todas las religiones. La dignidad también afecta al objetivo del trabajo. El trabajo se basa en los pilares de la tradición, los desafíos contemporáneos y la experiencia. Cada uno de los pilares tiene una importancia diferente para cada trabajador o miembro de la comunidad. Por ejemplo, los mineros del carbón declaran que la minería es su objetivo en la vida, aunque, por otro lado, debemos proteger el medio ambiente y es bien sabido que las minas de carbón y la producción energética basada en el carbón son grandes contaminadores.

El representante de la Iglesia Ortodoxa Rumana explicó que, a nivel del individuo, la capacidad de trabajar con independencia del tipo de trabajo (intelectual o físico) termina con la persona. Sin embargo, lo que no termina es la capacidad de amar. Por el contrario, la realización humana se mide por la forma en la que la capacidad de trabajar refleja o se invierte en la capacidad de amar.

La iglesia no es responsable en la creación de empleo, ni ahora ni en el futuro. Promueve la no discriminación en el trabajo, las condiciones laborales dignas, la remuneración adecuada, el derecho al descanso y la no supresión de este derecho, tentando a los trabajadores con una remuneración adicional.

Los nuevos empleos aparecen bajo la influencia de la era digital. Todavía hay sectores como el transporte en el que la mayoría de los trabajadores son hombres lo que crea brechas salariales de género. La demografía está cambiando, la tasa de natalidad es baja. Los puestos de trabajo para la clase media se siguen reduciendo. Las empresas multinacionales globales muy grandes con monopolios en algunos ámbitos siguen creciendo incluso más. El desempleo a gran escala es el problema de todo el mundo.

Un estudio demuestra que más del 50 % de la gente opina que es muy importante encontrar trabajo. El islam aboga por el trabajo y la producción. El Corán también hace referencia al trabajo, diciendo que es más digno el trabajo honesto que pedir. El mensaje transmitido por el representante de la fe islámica es que su comunidad propugna la prosperidad de toda la sociedad, que los niños no trabajen, que la gente acerque sus almas y no en el mundo virtual. Más que construir muros, deberíamos construir una gran mesa para que todo el mundo se siente en ella.

Teniendo en cuenta las mutaciones que sufre nuestro mundo, parece que la paz social está en peligro.

Las tendencias demuestran que los empleos en el sector de servicios y agricultura desaparecerán en muchos países, que los salarios son bajos y cada vez se producen más movimientos de dinero hacia los bolsillos de las agencias de trabajo y no de los trabajadores. Las leyes son tigres de papel, los servicios sociales desempeñan un papel importante, los trabajadores migrantes trabajan más que los trabajadores locales. Los migrantes a menudo trabajan más de 15 horas al día durante las vacaciones. Encuentran apoyo en la religión. Son recibidos de forma diferente en los diversos países. Un lugar de trabajo es una puerta hacia la integración y los migrantes son reacios a la integración.

Los representantes de las confesiones protestantes afirmaron que el trabajo se considera como un valor, no como una sanción o maldición. Un pecado es lo mismo que estar separado de Dios. El trabajo es una fuente de esfuerzo permanente. Desde la perspectiva protestante, el sabbat o el periodo de descanso valora al ser humano, incrementando su valor. El trabajo ayuda a desarrollar capacidades culturales y educativas.

Los representantes católicos griegos identificaron diversos beneficios del trabajo, en concreto:

  1. La capacidad de satisfacer las necesidades familiares diarias
  2. El trabajo mantiene al ser humano alejado de la pereza
  3. El trabajo mantiene sumisos a los rebeldes
  4. El trabajo nos hace capaces de ayudar al prójimo, de ser caritativo

El trabajo se debe realizar con moderación y no como un medio para acumular recursos.

Un punto importante que se planteó en las discusiones fue la educación, la formación vocacional y su contribución para la adquisición de diferentes capacidades y competencias. Para ser capaces de estar al nivel requerido, un trabajador debe actualizar sus capacidades. La inteligencia artificial es una realidad, aunque las máquinas no pueden sustituir al ser humano, sino que están hechas para servir a su creador. Se prevé que desaparezcan 14 millones de puestos de trabajo y cerca del 30 % de los puestos de trabajo actuales sufrirán cambios. El trabajo crea afinidad con otros trabajos y con la gente alrededor. Otra característica esencial del trabajo es la adaptabilidad.

En la parte interactiva del seminario, intentamos responder preguntas como:

  1. ¿Somos capaces de asumir los desafíos del futuro? ¿Cuáles son esos desafíos?
  2. ¿Cuál es la relación entre la religión/las confesiones religiosas y los sindicatos?
  3. ¿Cuáles son los temas comunes para los sindicatos, la iglesia y los gobiernos?
  4. ¿Qué temas se deberían incluir en la agenda de los miembros del Parlamento Europeo?
  5. ¿Se debería reforzar el vínculo entre religión y política?

Los participantes ofrecieron respuestas que reflejaron a las organizaciones que representan y a su propia experiencia:

  1. Cada fe tiene una visión importante y creemos que cada fe tiene un enfoque específico. El mundo laboral tiene un beneficio financiero y espiritual. Es importante formular los principios de la ética.
  2. El trabajo el domingo es un tema recurrente. La semana laboral en Lituania puede llegar a ser de 72 horas. Los políticos van a la iglesia, pero no son capaces de cumplir con sus reglas. Han promulgado leyes contra las personas y el derecho a los días de descanso semanal. La migración es elevada en Lituania. Las condiciones de trabajo son malas y no hay suficientes puestos de trabajo por lo que la gente decide irse.
  3. Tanto los sindicatos como las congregaciones eclesiásticas están compuestas por gente normal. Ambos organismos trabajan conjuntamente pero no son exclusivos.
  4. En cada país participante, los sindicatos y la iglesia han trabajado conjuntamente. Es parte de nuestra realidad. Estamos abiertos a la diversidad de la fe y a la diversidad en la vida sindical ya que los dos tipos de entidades lanzan una serie de valores comunes al espacio público: derechos, valores espirituales, dignidad. La cooperación ayuda a diseminar estos valores.
  5. Se debería promover el diálogo entre la iglesia y los sindicatos. La iglesia juega un papel activo en la creación de hogares para la gente mayor después de su jubilación. Nuestro deber es establecer un diálogo con los políticos europeos y discutir temas importantes. Podemos implicar en la actividad social a los sindicatos europeos, a la juventud europea y a las redes de empresarios europeos.
  6. El aprendizaje es un proceso mutuo. La educación y el aprendizaje permanente son importantes, necesitamos capacidades, pensamiento crítico y todo aquello que se pueda aprender en la escuela. La formación, la flexibilidad laboral, los trabajos a tiempo parcial y los contratos de duración determinada están ralentizando el proceso.

Los debates continuaron con temas relacionados con el diálogo social a nivel internacional, europeo, sectorial e intersectorial.

El marco legal de la UE promueve el desarrollo del diálogo social y la negociación colectiva. Se producen grandes cambios económicos y sociales y los sindicatos no están suficientemente adaptados a dichos cambios. El diálogo social no es obligatorio a nivel global. Las Convenciones de la OIT, los acuerdos internacionales y la RSC desempeñan un papel importante.

Los ponentes desatacaron algunas preocupaciones globales en relación con el mercado laboral en la UE, en concreto:

  • Los puestos de trabajo están polarizados
  • La distribución no es lineal
  • Caída en la tasa de membresía sindical
  • Capital internacional
  • Puestos de trabajo precarios

La migración implica varios aspectos: los salarios son mayores que los existentes en el país de origen, pero por otro lado van aparejados a mayores jornadas laborales, en ocasiones por encima del límite legal. Las economías de destino pagan salarios más reducidos a los migrantes que a los locales. El concepto de prosperidad es diferente en el país de destino que en el de origen. En Bélgica hay muchos migrantes, existe una diversidad cultural y las realidades a veces provocan discriminación y xenofobia. La principal discriminación es la segregación sectorial-vertical. La brecha salarial de género es reducida gracias a la negociación colectiva que cubre a los trabajadores migrantes.

El punto fuerte del seminario fue la adopción de una declaración conjunta para entregar al Papa Francisco en la Conferencia de la OIT de junio de Ginebra que será aportada por los representantes de las organizaciones participantes.

La declaración refleja la voluntad de los representantes de las organizaciones de trabajadores miembros de EZA y de los representantes de las confesiones religiosas en relación con el futuro del trabajo.

Consideramos que el centenario de la OIT es una oportunidad para reafirmar los principios fundamentales y los valores de los miembros. Con este objetivo, consideramos que es esencial establecer una gobernanza verdaderamente social y medioambiental a todos los niveles, local, nacional e internacional, que reúna la justicia social, económica y medioambiental.

En este contexto, apoyamos la agenda propuesta centrada en las personas que se deriva del trabajo de la Comisión Global de la OIT sobre el Futuro del Trabajo, concretamente: reforzar las habilidades de las personas para que sean capaces de acceder a puestos de trabajo que elijan libremente, reforzando las instrucciones laborales y desarrollando políticas de inversión macroeconómicas para alcanzar estos objetivos.

Al mismo tiempo, reafirmamos la necesidad de mantener y expandir las Normas Internacionales de la OIT y de supervisarlas a nivel nacional, regional e internacional. La OIT y sus componentes deben contribuir a reforzar las instituciones multilaterales para una gobernanza social, económica y medioambiental basada en derechos humanos.

Los participantes identificaron diversas acciones futuras:

  1. Actuar conjuntamente para que la OIT continúe representando una voz consistente de las organizaciones de trabajadores, de empresarios y de los gobiernos.
  2. ¿Se verán afectadas las elecciones al Parlamento Europeo por el mundo laboral? ¿Qué perspectivas hay para proteger los derechos de la mano de obra? Los países de Europa Central y Oriental están perdiendo a sus trabajadores cualificados. Necesitamos un enfoque común dentro del Comité sobre Empleo del Parlamento Europeo.
  3. Actuar conjuntamente para que la diversidad religiosa en Europa pueda ejercer influencia sobre la Conferencia de la OIT en Ginebra.
  4. ¿Cómo medir el progreso en el mercado laboral y quién está autorizado para medirlo? Los diversos ejemplos de gobernanza social deben estar acompañados por debates específicos en los estados miembro, así como a nivel europeo y dentro de la OIT. Necesitamos una implicación activa hacia la creación de un mecanismo tripartito que nos permita alcanzar un consenso.
  5. Actuar conjuntamente para establecer para establecer un principio en relación con la división siguiente del beneficio empresarial: 1/3 para los trabajadores, 1/3 para los accionistas y 1/3 para inversión.
  6. Identificación de una base sólida para el Pilar Social Europeo que eliminaría las disparidades y ofrecería una protección social real.
  7. Que todos los responsables ejerzan presión para que todos los trabajadores tengan un domingo libre.
  8. Promoción a gran escala de la Declaración adoptada en el seminario y su reconocimiento internacional.

Programa de formación de EZA de 2019

Campaña “Trabajos saludables. Alerta frente a sustancias peligrosas”

Jornada alemana para comités de empresa 2019 en Bonn, Alemania