La naturaleza cambiante del mundo del trabajo, la digitalización y el impacto sobre la legislación laboral, los salarios, los sistemas de seguridad social y el diálogo social

Entre el 18 y el 20 de mayo de 2017 se celebró en Vilnius una conferencia internacional sobre “La naturaleza cambiante del mundo del trabajo, la digitalización y el impacto sobre la legislación laboral, los salarios, los sistemas de seguridad social y el diálogo social”. La conferencia fue organizada por el sindicato lituano “Solidarumas” en colaboración con EZA (Centro Europeo para los Asuntos de los Trabajadores) y cofinanciado por la Unión Europea.

La conferencia formó parte de la coordinación de proyectos de EZA sobre “Mundo laboral digital. Desarrollos tecnológicos y cambios en el puesto de trabajo”.

La conferencia pretendió compartir perspectivas sobre los cambios en el mercado laboral como resultado del avance tecnológico. El ritmo cada vez mayor de tecnologías avanzadas ha influido sobre la denominada revolución industrial 4.0. Es natural que los cambios que se están produciendo en la esfera económica influyan en los cambios en la sociedad. La digitalización y la robotización en los sectores y servicios de la industria dan lugar a cambios importantes en el mundo del trabajo. Hoy en día, estamos presenciando la aparición de nuevas relaciones laborales y de formas innovadoras de empleo.

Uno de los objetivos principales de la Comisión Europa liderada por Jean-Claude Juncker es crear un mercado digital único, es decir, un mercado que asegura la libre circulación de productos, personas, servicios y capital. Un mercado digital único puede contribuir a un crecimiento más rápido de la economía europea, promover el crecimiento del empleo, fomentar la competitividad y el espíritu emprendedor impulsado por la innovación así como ofrecer nuevas oportunidades para empresas emergentes y el desarrollo de negocios existentes.

La revolución industrial 4.0 abre nuevas oportunidades pero al mismo tiempo plantea determinadas amenazas. Como resultado de esta revolución, todavía se pueden incrementar las diferencias y desigualdades entre los países afectados y dentro de los países.

En estas circunstancias el mundo laboral está atravesando un proceso importante de cambio. ¿Qué se debería hacer a nivel nacional y qué desafíos deberían adoptar organizaciones internacionales tales como la OIT y la CSE? ¿Cómo nos deberíamos adaptar a los cambios de hoy? ¿Cómo es posible que evolucionen las relaciones laborales?

¿Qué espera a los trabajadores en el futuro y hasta qué punto se pueden garantizar la protección laboral y la seguridad social?

¿Qué acciones deberían adoptar los sindicatos para asegurarse de que mantienen el ritmo de los cambios tecnológicos, facilitan la adaptación de los trabajadores al cambio y buscan asegurar la protección social para todos los trabajadores?

Los principales asuntos discutidos durante la Conferencia fueron los siguientes:

·         El futuro del término trabajo en el contexto de cambios tecnológicos

·         Trabajo digno para todos. Condiciones laborales. Salarios. Protecciones sociales

·         El mundo laboral cambiante. Organización del trabajo. Un nuevo papel del diálogo social.

El 18 de mayo, la sede de la conferencia fue el Centro de Conferencias “Karolina”. Dª. Kristina Krupavičienė, Presidenta del sindicato lituano “Solidarumas” dio la bienvenida a los participantes. También ofreció una visión general de la conferencia, resaltando la actualidad de las principales cuestiones que se discutirán. La siguiente persona que habló en la conferencia fue la representante de EZA Dª. Jelena Soms, coordinadora del proyecto de EZA “Mundo laboral digital. Desarrollos tecnológicos y cambios en el puesto de trabajo”. D.Thiébaut Weber, Secretario Confederal de la Confederación Sindical Europea y D. Luis Colunga Secretario General Adjunto de IndustryAll también dieron la bienvenida a los participantes.

La representante de EZA Jelena Soms realizó una presentación sobre “El futuro del trabajo dentro del contexto de cambios tecnológicos”. Realizó una visión general sobre las actividades realizadas por EZA dentro del marco del proyecto “Mundo laboral digital. Desarrollos tecnológicos y cambios en el puesto de trabajo” y ofreció información completa sobre los 6 seminarios diferentes organizados (algunos de ellos todavía pendientes de celebrarse) por EZA como parte del proyecto en cuestión.

Durante la presentación se discutieron los siguientes temas: Postura de la Comisión Europea, un futuro posible del mundo laboral, amenazas y oportunidades, desafíos, digitalización desde la perspectiva del equilibrio entre trabajo y vida y el papel de los sindicatos.

Durante la discusión a continuación de la discusión, se realizaron unos pocos comentarios sobre la influencia de la digitalización y de la robotización (teléfonos inteligentes, trabajo en plataformas electrónicas, etc.) en nuestra rutina diaria y posibles cambios en la sociedad. Se despertó la inquietud sobre el futuro, por ejemplo, como se recaudarán los impuestos, si las personas serán reemplazadas por robots, quién usará el producto final si hay tantos desempleados, etc.

El 19 de mayo se celebró la conferencia en la Salón Constituyente del Seimas (Parlamento) de la República de Lituania. La primera parte de la conferencia, “El futuro del trabajo dentro del contexto de cambios tecnológicos” fue moderado por Dª. Kristina Krupavičienė, Presidenta de LPS “Solidarumas”. D. Algirdas Sysas, Presidente del Comité de Asuntos Sociales y Trabajo del Seimas lituano también se dirigió a los participantes en la conferencia. D. Sysas arrojó luz sobre los cambios actuales en el mercado laboral, las relaciones laborales cambiantes y la capacidad de los sindicatos para influir en las decisiones políticas en Lituania. Según el ponente, “el capital ejerce más influencia sobre las decisiones políticas en comparación con la influencia de los sindicatos. Estamos presenciando una importante exclusión social en el país y los menores salarios de la UE. Además, el sistema de negociación colectiva está subdesarrollado, y el seguro de empleo solo se paga a un pequeño porcentaje de las personas que pierden sus puestos de trabajo”. La buena noticia es que la UE ya ha abordado los problemas de Lituania y la Comisión Europea los ha identificado en sus recomendaciones desarrolladas para los Estados miembros de la UE.

Dª. Maria Helena André, Directora de la Oficina de Actividades de los Trabajadores (ACTRAV), Organización Internacional del Trabajo, dio la bienvenida a los participantes en la conferencia a través de una presentación de video, demostrando así el uso de las tecnologías de vanguardia. Presentó un nuevo “Iniciativa de futuro laboral” lanzada por la OIT. El mundo laboral está pasando por un importante proceso de cambio. Está influido directamente por dichos impulsores clave como la globalización, el cambio climático, los cambios demográficos, el impacto tecnológico así como la solidez financiera y la concentración de la economía global por mencionar algunos. El mundo laboral ha influido desde siempre en las innovaciones tecnológicas y en su desarrollo continuo. En cualquier caso los cambios a los que hemos estado expuestos durante los últimos años no tienen precedentes. Para comprender mejor y responder de forma eficaz a estos nuevos desafíos, la Organización Internacional del Trabajo lanzó en 2015 una nueva “Iniciativa de futuro laboral” que continuará hasta 2019 cuando se conmemorará el centenario de la OIT. El objetivo de la iniciativa es implicar al electorado tripartito de la OIT, trabajadores, empresarios y representantes del gobierno, de forma completa y universal, pero también de ir más allá de ellos para afrontar conjuntamente los desafíos en el mundo laboral, buscar soluciones sobre cómo configurar el mundo laboral que debería ser atractivo para todos, avanzar en justicia social y promover el trabajo digno para todos. La “iniciativa centenaria del futuro laboral” se estructura alrededor de cuatro “conversaciones centenarias”: trabajo y sociedad, trabajos dignos para todos, la organización del trabajo y la producción y gobernanza del trabajo.

D. Ramūnas Darulis, que reemplazó durante la conferencia a Dª. Eglė Radišauskienė, Viceministra de Seguridad Social y Trabajo de la Republica de Lituania, realizó una presentación sobre las tendencias laborales y los cambios en el mercado laboral lituano. El análisis de la estructura poblacional con empleo del país por grupos de edad revela que existe una disminución anual relativa en la población con edades de 25-54 y una proporción creciente de jóvenes y de personas mayores implicados en el mercado laboral. Incluso el porcentaje de jubilados trabajando está creciendo ligeramente. La creciente participación de jóvenes y mayores en el mercado laboral demuestra que teniendo en cuenta la gran ola migratoria y la creciente escasez de mano de obra cualificada, se están realizando intentos en el mercado laboral para utilizar eficientemente los recursos laborales disponibles.

Los sectores económicos que emplean el mayor número de personas han permanecido igual durante muchos años, incluyendo el comercio mayorista y minorista, la educación, la agricultura, la silvicultura y la pesca, la construcción, el transporte, la atención médica, la administración pública y la defensa. A día de hoy, todavía podemos ver una fuerte diferenciación entre profesiones de hombres y de mujeres. En 2016, la mayoría de los operadores y montadores de planta y de máquina así como trabajadores cualificados y artesanos eran hombres, con un 81 y 78,3 por ciento respectivamente. Se identifica una menor diferencia de género entre los gestores y directores de los cuales un 60,4 por ciento eran hombres, mientras que el 39,6 por ciento restante eran mujeres. Entre los trabajadores altamente cualificados en la agricultura, silvicultura y pesca, los hombres representaban el 60,0 por ciento mientras que las mujeres lo hacían en un 40,0 por ciento. La mayoría de las mujeres trabajaban como empleados de oficina y comerciales de servicio y de ventas, con un 75,7 y 74 por ciento respectivamente. La mayoría, sobre el 44 por ciento de la población con empleo posee una educación universitaria o escolar. Durante el periodo en cuestión, el número de empleados con educación primaria o secundaria se incrementó de un 3,3 por ciento en 2011 a un 4,1 por ciento en 2015. Durante el periodo de 2011-2015, el número de personas trabajadoras con educación y cualificación profesional básica se redujo en un 4.900, y se incrementó en 28.200 por ciento en 2015. Asimismo, el número de población trabajadora con formación y cualificación profesional secundaria se redujo en 5.200 y en 2015 alcanzó los 254.100. El ponente concluyó diciendo que el mercado laboral lituano todavía no ha entrado en la denominada fase “cuarta industria”. La transición a la digitalización y la innovación ha sido dejada al amparo de la suerte. En cualquier caso, se han realizado progresos recientes. El Ministro de Economía ha desarrollado al “Plataforma Industria 4.0” nacional. Esta decisión fue adoptada por el Gobierno de la República de Lituania en mayo de 2017. La iniciativa pretende promover más actividades sistemáticas, expandir la red de colaboradores a nivel nacional y regional e integrar el país en el desarrollo europeo. Antes de lanzar esta iniciativa, el grupo de trabajo compuesto por la Confederación Lituana de Industriales (LPK), la Asociación Lituana de Industrias de Ingeniería LINPRA y la Cámara de Comercio Germanobáltica (AHK).

Entre los principales desafíos en Lituania se encuentra la ausencia de cualquier sistema de funcionamiento o de reconversión o mejora de capacidades y cualificaciones. Esto hace difícil que las personas mayores se reinserten en el mercado laboral. Se debería cambiar la actitud hacia las personas mayores, promoviendo la concienciación de la sociedad y de las partes interesadas.

Tras la presentación la audiencia planteó preguntas sobre la importancia de tener una perspectiva a largo plazo, la estimación de profesiones comercializables y el futuro de los puestos de trabajo. Esto parece tener una importancia especial para los individuos cunado trabajan con estudiantes de secundaria.

D. Marius Vaščega, Oficial de Gobernanza Económica de la Comisión Europea en Lituania, ofreció una visión general sobre las iniciativas y políticas actuales adoptadas por la Unión Europea. Su presentación se tituló “Industria 4.0 y el mundo laboral cambiante: ¿Cómo reaccionará Europa?” D. Vaščega introdujo la evolución de las revoluciones industriales, presentando las siguientes cuatro etapas de avances industriales: a finales del siglo XVIII se inventó la máquina de vapor y se inició el uso del vapor y de la energía hidráulica. El final del siglo XIX contempló la aparición del trabajo compartido, la producción en masa y el consumo de electricidad para fines industriales. La segunda mitad del siglo XX se caracterizó por el avance de las tecnologías de la información y los procesos de automatización, mientras que el siglo XXI es conocido por la cada vez más creciente “conectividad” de dispositivos y sensores a Internet, el desarrollo de aplicaciones IA (inteligencia artificial), la inteligencia de datos así como del Internet de las cosas. Estas innovaciones tecnológicas provocan cambios en el mundo laboral. De este modo se incrementa cada vez más el número de personas que trabajan en el sector servicios, cada vez más personas eligen nuevas formas de trabajo, incluyendo el teletrabajo, los trabajadores cambian más frecuentemente de empresa, un número importante de personas trabajan a tiempo parcial, se incrementa la proporción de trabajadores mayores que participan en el mercado laboral. En su vida profesional, la gente ya se enfrenta con dicho desafíos como la adopción de innovaciones radicales, el reemplazo de contratos a largo plazo por contratos a corto plazo y la introducción de nuevas formas de empleo. Además se deberán cumplir con más requisitos dentro de la carrera profesional de cada uno, como la necesidad de buscar un aprendizaje dinámico y permanente y la creciente necesidad de desarrollo de competencias interdisciplinares y de capacidades creativas. Los puestos de trabajo serán sustituidos por empleo a demanda, con hora cero o deslocalizado. El equilibrio entre la vida profesional y la personal se distorsionará ya que estas dos áreas es probable que cada vez estén más interconectadas.

Los cambios mencionados anteriormente en la industria y en las condiciones del mercado laboral provocarán una brecha creciente entre países y entre regiones dentro de los países. Los resultados de los estudios demuestran que los europeos consideran las cuestiones sociales como extremadamente importantes.

Ocho de cada diez europeos cree que el desempleo, la desigualdad social y la migración son un desafío importante para la UE; más de la mitad de los europeos considera que no todo el mundo tiene la oportunidad de lograr éxito y satisfacción y de que la vida de las futuras generaciones es probable que sea cada vez más difícil.

Para responder mejor a las expectativas de los ciudadanos, la Comisión Europea ha preparado el Pilar Europeo de los Derechos Sociales que determina una serie de principios y derechos clave para para apoyar los mercados laborales justos y que funcionen bien y los sistemas de bienestar. El desarrollo de la dimensión social europea se considera como parte del documento de reflexión sobre el futuro de Europa. El documento está dividido en las cinco áreas siguientes: desarrollo de la dimensión social europea, desarrollo de la unión económica y monetaria, contención de la globalización, la futura política europea de defensa y el futuro de las finanzas europeas.

D. Luis Colunga, Secretario General Adjunto de la Confederación Sindical IndustryAll también compartió sus perspectivas sobre el futuro de la industria europea. La producción europea todavía es un 12% inferior a la del periodo anterior a la recesión. Por eso IndustryAll apoya completamente el objetivo de la UE de incrementar la cuota de la industria hasta el 20% y de apoyar la demanda por todos los medios posibles, incluyendo las siguientes medidas: Frenar las políticas de austeridad y la desregulación de los mercados laborales, fortalecer los sistemas de seguridad social, convertir los trabajos precarios en contratos estables, introducir una fiscalización de ingresos más justa y una distribución de ingresos más igualitaria, incrementando salarios, cambiando la fiscalización desde la mano de obra al capital y abogando por políticas medioambientales, luchando contra la evasión fiscal para restaurar las finanzas públicas. D. Colunga subrayó que el pleno empleo debería convertirse en un objetivo estratégico. Se necesitan apoyar medidas para facilitar la transición a una economía baja en emisiones de carbono. La exploración de sinergias entre la política industrial y las políticas medioambientales desarrollando las herramientas para una política industrial sostenible (regulaciones para promover la absorción de bienes/servicios sostenibles, etiquetas, normas, impuestos, ayudas, tecnologías sostenibles)debería ser una de las cuestiones principales en la agenda de la UE. Se deberían apoyar estas medidas por marcos políticos amplios y a largo plazo y planes de acción (Unión Energética, Planes climáticos europeos) para ofrecer más medidas de protección para la industria.

Es necesaria una atención especial para la promoción de la economía circular, con vistas a crear nuevos puestos de trabajo (desde “tomar-hacer-eliminar” hasta “cerrar el círculo” en todas las etapas del ciclo de vida de un producto: convertir basura en materias primas secundarias, ecodiseño de productos, reparación, reutilización, refabricación antes de desechar). Se deberían reinventar más programas para promocionar innovaciones dado par que el impulsor principal de la política industrial reinvente los sectores industriales laborales. Es tanto un deber como una obligación de los políticos maximizar los beneficios sociales y económicos de las TIC.

En relación con la política industrial, todas las partes interesadas deberían entender que la energía sostenible, asequible y segura es un factor clave. La implementación de la Unión Energética Europea tiene potencial para crear 900.000 nuevos puestos de trabajo. El precio de la energía tiene que ser competitivo. Se deberían introducir nuevas medidas para desarrollar tecnologías de eficiencia energética. La dimensión social de la política industrial tiene una importancia extrema dentro del contexto en cuestión, por lo que se debe gestionar el cambio estructural de una forma socialmente aceptable. Eso significa que se debería encontrar la mejor solución posible para cada trabajador que es víctima de la restructuración. Además se tienen que desarrollar políticas activas del mercado labora y ser adoptadas para asegurar una transición suave entre un puesto de trabajo y otro. Las estrategias de reconversión regional deberían estar disponibles para las regiones que caen víctimas de grandes procesos de reestructuración (incluyendo medidas tales como el desarrollo de estrategias de especialización inteligente, la descentralización de las actividades económicas, crear nueva infraestructuras, afrontar brechas de capacidades, promover el aprendizaje permanente, etc.)

El comercio libre se debe convertir en comercio justo. Teniendo en cuenta que el 90% del crecimiento global durante la próxima década provendrá de fuera de Europa, es necesario un campo de juego a nivel global. Los acuerdos de comercio deben crear un campo de juego a igual nivel y deberían abordar prácticas de comercio injustas. Se debería aplicar la regulación anti dumping de la UE.

D. Dalius Gedvilas, Vicepresidente de la Confederación Lituana de Industriales realizó una presentación sobre “La adaptación de los sectores industriales lituanos a la digitalización”. La Confederación Lituana de Industriales agrupa a 3.000 empresas, 50 asociaciones sectoriales y 7 organizaciones regionales. Los sectores industriales representan según el LKI el 64 por ciento del PIB, lo que constituyen 19 mil millones de euros. En total más de 550.000 personas trabajan en estos sectores industriales. Durante los últimos cinco años, el número de trabajadores en el sector industrial se ha incrementado en un 6,5 por ciento. Durante los últimos años, también se ha incrementado la proporción de personas autoempleadas. De hecho, el número de autoempleados se ha incrementado en un 25 por ciento en los últimos cinco años. La mayoría de ellos (entre la mitad y el número total) trabajan en el sector servicios, seguidos por aquellos que trabajan en la agricultura (segundo lugar), el sector de la construcción (tercer lugar) y el sector industrial (cuarto lugar).

En Lituania se está reduciendo el número de desempleados. Por el otro lado cada vez vemos a más extranjeros sobre todo de Ucrania y de Bielorrusia, asumiendo puestos de trabajo lituanos.

Para intentar abordar los desafíos actuales, la Confederación Lituana de Industriales ha lanzado la iniciativa de crear un registro de recursos laborales. El ponente ilustró el punto de demostrar un registro específico de construcción de competencias de trabajadores. Un registro así ofrece a las partes interesadas una oportunidad única para compartir de forma rápida y sencilla a través de canales digitales (en cualquier momento y lugar) la prueba de que la persona tiene las competencias necesarias.

A las personas que trabajan en el sector de la construcción se les emite la llamada tarjeta de albañil que incluye información confirmando que la persona en cuestión es un albañil, que trabaja legalmente, que el lugar en el que trabaja cumple con los requisitos de jornada laboral, que el empresario solo contrata a personas que están autorizadas a trabajar como albañiles. La tarjeta también contiene información sobre las competencias profesionales de la persona en cuestión, los detalles de su licencia empresarial y el procedimiento de emisión de la licencia, así como el cumplimiento con el procedimiento de entregar herramientas y equipo de trabajo. El registro y la tarjeta de albañil se cree que ayudarán a asegurar el trabajo legal en la obra.

D. Thiébaut Weber, Secretario Confederal de la CSE habló sobre los cambios en el mundo laboral y los desafíos para la representación de los trabajadores. La primera y segunda revolución industrial aportaron nuevas dimensiones clave en las relaciones industriales, incluyendo las normas laborales contratos laborales, jornadas laborales, fijas, la aparición de sindicatos y muchas otras cosas que no existían anteriormente.

Como representantes sindicales deberíamos comprender que el mundo laboral sigue cambiando cada día y que deberíamos encontrar nuevos métodos para proteger a las personas que están participando en el nuevo mundo laboral digital. Las nuevas formas de empleo incluyen el autoempleo, los autónomos, los trabajadores colaborativos (trabajadores en plataformas electrónicas), etc. Deberíamos echar mano de la experiencia adquirida por nuestros compañeros en otros países que ya están familiarizados con este tipo de empleo durante algún tiempo y que han logrado determinados éxitos protegiendo a este tipo de trabajadores.

La segunda parte de la conferencia se dedicó a discutir los desafíos relacionados con el trabajo digno para todos, incluyendo las condiciones laborales, los salarios, la protección social, et. La sesión fue moderada por Dª. Jelena Soms, coordinadora del proyecto EZA.

La representante del Reino Unido y Oficial Europea GMB y miembro del Comité Económico y Social Europeo, Dª. Kathleen Walker Shaw, realizó la presentación clave. La ponente presentó la opinión del CESE sobre la naturaleza cambiante de las relaciones laborales. La presentación se tituló “Las nuevas formas de empleo en Europea. El impacto sobre las condiciones laborales, salarios y protección social”.

La opinión exploratoria se elaboró en respuesta a la solicitud realizada por el Ministro de Asuntos Sociales y Empleo, en nombre de la presidencia holandesa del Consejo y bajo el Artículo n.º 304 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (2015) para elaborar una opinión explicatoria sobre la naturaleza cambiante de las relaciones laborales y su impacto en el mantenimiento de un salario digno, y la solicitud del Ministro de Asuntos Exteriores de la República Eslovaca que asumió la presidencia del Consejo en julio de 2016 para elaborar una opinión explicatoria sobre el impacto del desarrollo tecnológico sobre el sistema de seguridad social y la legislación laboral. El CESE ha considerado cuestiones relacionadas con las nuevas tendencias emergentes en relaciones laborales y realizó una evaluación completa de la capacidad del mercado laboral existente y de los sistemas de seguridad social para enfrentarse al nuevo desarrollo para evitar mayores desigualdades, asegurar que la gente pueda mantener unos ingresos dignos y fiables y una vida profesional y familiar equilibrada. En su opinión explicativa, el CESE subraya la importancia de evaluar el impacto del desarrollo tecnológico y los cambios en el sector industrial sobre el mercado y las leyes laborales, la economía, los sistemas fiscales y de seguridad social y los sueldos. Es necesario promover la innovación y la competitividad y el intercambio de buenas prácticas para asegurar desarrollo sostenible y economía de mercado social competitiva. Además se debería considera una cuestión prioritaria el desarrollo de modelos de bienestar social, adaptados a formas flexibles de empleo. Esto se debería reflejar en el Pilar Europeo de Derechos Sociales.

Las recomendaciones de la CSE fueron las siguientes: La naturaleza cambiante del trabajo y las relaciones laborales se está desarrollando tan rápidamente que el desarrollo de las relaciones contractuales se está quedando atrás. Por eso se debe abordar el estatus legal de las nuevas formas de empleo. Se debe revisar la Directiva de Declaración por Escrito con la esperanza de ampliar su ámbito de aplicación, incluyendo nuevas formas de empleo. Se debe fortalecer el papel de las inspecciones de trabajo asignando los recursos adecuados para sus actividades. La CSE advierte que la Comisión Europea está consultando actualmente la Directiva de Declaración por Escrito y anticipa que se incluirá en las propuestas el tratamiento de las nuevas formas de trabajo, en caso de que la Comisión decida reconsiderar esta legislación.

Un desarrollo rápido de las plataformas electrónicas ejerce fundamentalmente un efecto positivo sobre la economía, el empleo y las innovaciones. Sin embargo, en algunos casos su desarrollo alcanza tal grado que hay riesgo de crear monopolios y de esta manera distorsionar el mercado creando condiciones desiguales de competitividad.

El empleo fuera de la oficina también puede plantear una amenaza a la salud y seguridad de los trabajadores los clientes y el público en general.

Para proteger a los trabajadores los clientes y el público en general, se debería clarificar la responsabilidad por los accidentes en el trabajo. Actualmente, algunas plataformas electrónicas abordan estas cuestiones de una forma más bien remota.

Los nuevos modelos de empleo, aquellos que comparten economía entre ellos, no deberían convertirse en un medio de abuso, en un intento de no pagar salarios dignos, de evitar obligaciones fiscales y de seguridad social y de violar la legislación laboral y las condiciones de trabajo transfiriendo costes sobre las espaldas de los consumidores y los trabajadores así como evitando el cumplimiento de las reglas impuestas para las empresas no basadas en Internet.

Además se deberían clarificar los derechos de la gente y de los trabajadores precarios así como de aquellos que trabajan bajo condiciones constantemente cambiantes, entre ellos los relacionados con las horas de trabajo, la cobertura de la negociación colectiva, la libertad de asociación, la información y la asesoría, la capacitación y recapacitación, los descansos, el derecho a seguridad social, el derecho a seguros y beneficios, el derecho a cuestionar una decisión injusta por la dirección, la calificación de usuarios y el despido ilegal de facto, el derecho a renunciar a la corrupción ofrecida en el último minuto sin miedo a sanciones, un salario justo y el derecho a remuneración por el trabajo finalizado.

Dª. Kathleen Walker Shaw también habló sobre Uber. “Uber es una empresa de transportes, dicen los abogados de la UE”. “La empresa americana Uber opera en el campo del transporte y no es una empresa de la sociedad de información”, afirmó un excelente abogado de la UE asesorando al Tribunal de Justicia de la Unión Europea el jueves (11 de mayo). El tribunal dijo en una nota de prensa que, de acuerdo con uno de los abogados generales del Tribunal, “el servicio ofrecido por la plataforma Uber debe ser clasificado como un ‘servicio en el campo del transporte’”.

Durante los procedimientos judiciales, Uber impuso condiciones adicionales a algunos conductores, como el pago por permiso por enfermedad, etc. Aunque al hacer esto, Uber confirmó su responsabilidad como empresario. El caso de Uber nos muestra la amenaza de la economía colaborativa. La gente que usa plataformas electrónicas solo para ahorrarse algunos euros no tiene ni idea de que en caso de accidente podrían perder cientos de euros ya que Uber no se considera responsable por los accidentes.

El Profesor Raul Eamets de la Universidad de Tartu, un experto en macroeconomía, arrojó luz sobre el mercado laboral futuro en Estonia. Según el Profesor, nadie sabe qué es lo que nos espera en el futuro. Es imposible decir lo que ocurrirá en 50, 25, 10 e incluso en 5 años. Podemos hacer previsiones, pero no podemos predecir el futuro al 100%.

Al final del segundo día, D. Paulius Vertelka, Director de la Asociación INFOBALT, realizó una presentación sobre el programa especial que pretende implicar a las estudiantes femeninas en el programa de formación en TI “Las mujeres se vuelven tecnológicas”. El programa pretende romper conceptos estereotípicos y promover las profesiones TI entre mujeres. En la actualidad, de acuerdo con los datos estadísticos, existe una brecha de género significativa en los estudios de TI, con una proporción de 90/10 (hombre/mujer). Todos tenemos razones para creer que el programa en cuestión reducirá significativamente la brecha implicando a más mujeres en estudios de TI.

El tema del último día de Conferencia fue “El nuevo papel de los interlocutores sociales en el mundo laboral cambiante”. La sesión fue moderada por Dª. Jovita Pretzsch, Secretaria General de LTU “Solidarumas”.

 

D. Rimtautas Ramanauskas, Vicepresidente de LTU “Solidarumas”, ofreció una visión general sobre la situación actual en el mundo laboral y sobre los desafíos a los que se enfrenta.

Dª. Lina Sabaitienė, Viceministra del Ministerio de Economía de Lituania habló sobre las posibilidades futuras para Lituania en sus aspiraciones para convertirse en un país con producción de alta tecnología.

Durante la discusión con los participantes en las conferencias se subrayaron las siguientes medidas: desarrollar y lanzar una reforma del sistema educativo, introducir la valoración de universidades/de secundaria y revisar el currículum introducido; buscar valores de referencia para la empleabilidad de los graduados después de finalizar sus estudios, desarrollar capacidades comercializables para futuros profesionales.

También se identificó como una cuestión prioritaria apoyar a la industria y las innovaciones de todas las formas posibles.

El último ponente en realizar una presentación fue D. Jonas Gricius, representando a la Inspección Estatal de Trabajo bajo el Ministerio de Seguridad Social y Trabajo. D. Gricius habló sobre colaboración entre interlocutores sociales, el trabajo de las comisiones de conflictos laborales y la posibilidad de trabajar conjuntamente de una forma más eficaz.

La coordinadora de EZA Dª. Jelena Soms, clausuró la conferencia. Realizó un resumen del mensaje principal de la conferencia. Dª. Soms prometió a los participantes actualizarles con información sobre el progreso logrado durante la implementación del proyecto.

Conclusiones:

·         El desarrollo tecnológico ejerce un impacto sobre los cambios en la industria; el mundo ha entrado en la cuarta etapa de la revolución industrial, la llamada “revolución industrial 4.0” Estamos presenciando cambios fundamentales en el mundo laboral, tales como la digitalización, nueva formas de empleo, una amplia gama de contratos laborales, etc. Dentro de este contexto, los políticos tienen una gran responsabilidad.

·         En gran medida, el futuro de nuestra sociedad y de nuestro mercado laboral así como la naturaleza de nuestra política social depende de las decisiones de políticos, sus valores y sus actitudes ideológicas. Las medidas pretendidas para reducir la pobreza y reducir la desigualdad. Ofrecer oportunidades adecuadas para capacitar y recapacitar a las personas deberían ser asuntos prioritarios en la agenda política a todos los niveles de gobernanza.

·         Ningún país europeo puede usar con éxito todas las oportunidades ofrecidas por la propia era digital. La digitalización de la industria depende totalmente de una estrategia industrial común desarrollada por la UE y por los Estados miembros de la UE.

·         Los interlocutores sociales deberían dedicar más atención a las nuevas formas de actividades económicas como la “economía circular”, “economía colaborativa”, “plataformas electrónicas”, etc. Es de una importancia extrema asegurar una transición lo más suave posible a una nueva era que se enfrenta a los desafíos motivados por las drásticas transformaciones en el mundo laboral. Estos cambios podría seguir profundizando las diferencias económicas existentes entre países e incluso dentro de los países.

·         Aparecen nuevas formas de empleo a un ritmo tan fuerte que el desarrollo de las relaciones contractuales no puede estar a la altura. Por lo tanto se debe abordar lo antes posible el estatus legal de las nuevas formas de empleo.

·         La Directiva de Declaración por Escrito necesita ser revisada anticipando que su ámbito de aplicación se ampliará para incluir nuevas formas de empleo.

·         Se debería asegurar un papel para los inspectores laborales y ofrecerles los recursos y la formación necesarios para cumplir con su papel.

·         El rápido desarrollo de las plataformas electrónicas está dando lugar a desafíos sin precedentes en el mundo laboral. De esta forma, el empleo fuera de la oficina puede suponer un riesgo para la salud y la seguridad de trabajadores clientes y del público en general. Para proteger a trabajadores clientes y al público en general se debe crear responsabilidad por la seguridad de los accidentes laborales. El problema es que, algunas plataformas electrónicas abordan estas cuestiones de una forma más bien remota.

·         La dimensión social es extremadamente importante. En algunos Estados miembros de la UE, los sistemas de seguridad social están atascados dentro de la transición desde una economía planificada a una de mercado. Otro factor que incrementa la preocupación es el desafío de la sociedad envejecida y su impacto en la economía.

·         Nuestros mercados laborales se enfrentan a desafíos importantes. Ya no hay certidumbre sobre qué trabajos y cuántos de ellos serán necesarios en el futuro. ¿Qué puestos de trabajo serán desplazados por las tecnologías? ¿Qué capacidades y profesiones comercializables serán necesarias?

·         Una de las prioridades de la UE debería ser fomentar a todo el mundo a adquirir habilidades digitales y seguir formándose. Para lograr este objetivo, se debería desarrollar y lanzar una reforma educativa. Esta reforma también debería buscar asegurar el aprendizaje permanente y la formación de adultos.

·         La situación en Lituania está más dificultada por la ausencia de un sistema de capacitación y recapacitación profesional que funcione. Esto hace difícil que la gente más mayor se reinserten en el mercado laboral. Para abordar la situación, se debería cambiar la actitud hacia la gente más mayor ofreciendo más oportunidades para facilitar a estos individuos su participación en el mercado laboral.

·         Se debería fomentar la participación en la plataforma “Industria 4.0”, creada por el Ministerio de Economía de la República de Lituania. Además se debería perseguir una colaboración más cercana con la asociación “Infobalt”.

 

Programa de formación de EZA de 2019

Campaña “Trabajos saludables. Alerta frente a sustancias peligrosas”

Jornada alemana para comités de empresa 2019 en Bonn, Alemania