El mundo del trabajo digital – Industria 4.0: El trabajo decente, el desarrollo del empleo y la distribución de ingresos en la sociedad

Tuvo lugar entre los días 8 y 10 de Junio de 2017, en Mora (distrito y diócesis de Évora), un Seminario de Formación promovido y organizado por la LOC/MTC – Liga Obrera Católica/Movimiento de Trabajadores Cristianos, con la participación de delegaciones del KAB y de la NBH de Alemania; ACO de Francia; ACO y HOAC de España; BASE- Fut, CIFOTE, FIDESTRA, FTDC y LOC/MTC, de Portugal; MTCE de Europa; EZA – Centro Europeo para los Asuntos de los Trabajadores, con el tema: El mundo del trabajo digital – Industria 4.0: El trabajo decente, el desarrollo del empleo y la distribución de ingresos en la sociedad. El seminario encontró el apoyo de la Unión europea y formó parte de la coordinación de proyectos de EZA sobre el tema “El impacto del mundo del trabajo digital sobre la vida de los trabajadores y de sus familias - consideraciones socioéticas”.

La sesión de apertura estuvo presidida por el arzobispo de Évora, D. José Alves, que se congratuló con la iniciativa internacional en su diócesis y destacó la importancia y actualidad de este tema, habiendo dirigido palabras de incentivo a la LOC/MTC. José Paixão, coordinador nacional de la LOC/MTC, saludó y dio la bienvenida a los participantes nacionales y extranjeros refiriendo que hoy se vive en Portugal una nueva situación política, que los trabajadores ven con alguna esperanza pero, todavía existen muchas carencias en las familias portuguesas, por lo que es necesario reflexionar sobre el alcance del valor del trabajo, del diálogo social y de la contratación colectiva para la construcción de la sociedad. Rainer RiBmayer, representante del EZA, habló de la importancia de estos seminarios que ocurren por toda Europa con diversos temas, agradeció a la LOC/MTC haber elegido este importante tema del Mundo Digital del Trabajo y de la 4ª revolución Industrial y sus consecuencias en el futuro. Luís Simão Duarte, Alcalde de Mora, felicitó y agradeció a la LOC/MTC haber elegido el Municipio de Mora para realizar este seminario e hizo una ligera presentación de la situación laboral y social de su Municipio.

En las sesiones siguientes participaron como ponentes: Ana Santos de OIT-Lisboa, licenciada en Ciencias del Conocimiento y de la Información; José Fernando Almazán, de HOAC de España, licenciado en Ingeniería; Fernando Marques, del gabinete de Estudios de CGTP-IN, Economista; Ricardo Coelho, de LOC/MTC, Economista.

En la primera Sesión, Ana Santos habló de la Organización de OIT, del contexto en el que nació, de sus objetivos y forma de funcionar a lo largo del tiempo y de la celebración del centenario que tendrá lugar en 2019. Planteó cuestiones que se presentan al futuro del trabajo y que OIT resume en cuatro áreas: Trabajo y sociedad, Trabajo digno para todos, Organización del trabajo y de la producción y Gobernación del trabajo, afirmando que OIT no posee una varita mágica para solucionar los problemas pero, que el futuro del trabajo no está predeterminado y que somos nosotros los que lo tenemos que construir. Estamos en un cambio transformativo que envuelve riesgos y con la Globalización no sabemos a dónde vamos a parar, lo que exige un serio debate sobre las transformaciones en el Mundo del Trabajo. El trabajo debe de ser adaptado al hombre, y no lo contrario, por lo que OIT tiene que luchar por el pleno empleo, por la justa redistribución de las ganancias de productividad resultantes de las nuevas tecnologías y por nuevas formas de protección social.

En la segunda sesión, José Fernando Almazán, de HOAC de España, nos habló del Trabajo desde la comunión al amor. El trabajo es un don y un proyecto de humanización que tiene que ver con la construcción de la sociedad y es imprescindible para la realización humana y no apenas una fuente de remuneración. El futuro va a depender de nuestra atención a la realidad, del seguimiento que hagamos a los trabajadores, de los valores y de los criterios de vida que motivan nuestra actuación, una vez que tenemos que hacer frente al individualismo, construyendo espacios de proximidad, con cristianos o no, de forma a crear alternativas y propuestas creíbles para um trabajo digno, para una sociedad digna.

El trabajo es el centro de cada pacto social, no es el medio para poder consumir. Entre el trabajo y el consumo hay muchos aspectos, todos importantes y bonitos, que se denominan: dignidad, respeto, honor, libertad, derechos, derechos de todos.

En la tercera sesión Fernando Marques de CGTP-IN confrontó el Mundo Digital del Trabajo y sus implicaciones para la Contratación Colectiva. Refirió que hay analistas que aputnan de forma catastrófica, para una destrucción masiva de puestos de trabajo y de los vínculos laborales mientras que otros afirman que aparecerán nuevas formas de trabajo y nuevas actividades y servicios, diciendo que esta discusión no es inédita y que la primera tesis nunca se confirmó, por lo que está más cerca de la segunda, siendo, sin embargo, necesario que haya transformaciones en el mundo del trabajo y una de ellas es la reducción de los horarios de trabajo. En lo que se refiere a la Contratación Colectiva refirió que el mayor riesgo que estamos corriendo es la pérdida de la relación colectiva. Y lo definió en tres puntos: 1. Como entender los vínculos laborales en un tiempo de precariedad y en el que los trabajadores quedan reducidos a prestadores de servicios: 2. El Impacto en las condiciones de trabajo y la perspectiva de mayores desigualdades, fruto de la polarización del trabajo en que algunos, pocos, son altamente cualificados y remunerados y la gran mayoría con salarios bajos y fácilmente sustituibles. 3. Como dar sostenibilidad a la Seguridad Social y cuál es su misión en el futuro.

La cuarta sesión fue una Mesa Redonda, sobre la evolución del empleo y las consecuencias de los elevados niveles de desempleo y del empleo precario en cada uno de los países presentes en este Seminario, en el que participaron: Américo Monteiro de LOC/MTC de Portugal, Xavier Such, de ACO de España, Andrée Elis, de ACO de Francia y Ludger Bentlage, del KAB de Alemania. Hubo notas que se compartieron, en particular en lo que se refiere al aumento de la precariedad, diversidad de situaciones de precariedad y el crecimiento de las desigualdades, hasta un punto en que a los jóvenes les parece que les ha salido la lotería cuando consiguen un contrato de 6 meses. Otra constatación es que, sin poner en causa el modelo social y económico vigente, podremos suavizar temporalmente uno u otro efecto de la crisis, pero enseguida se volverá a manifestar, porque el modelo económico vigente es suicida, mata. Por último fue referida la necesidad de organizar la solidaridad y fomentar el diálogo con las personas que conocemos, los compañeros de trabajo, los familiares, como fermento de un mundo nuevo y como afirmación de que otra realidad, diferente de la actual, es posible.

En la quinta sesión, Ricardo Coelho, de LOC/MTC, nos hizo pensar en cómo podríamos poner la economía al servicio de las personas. La economía es la gestión de la casa. Cuando el papa Francisco publica Laudato Si, está presentando un tratado de economía, porque pone sobre la mesa al gobierno de la casa común. El futuro no va a depender de los avances tecnológicos pero de la forma como lo encaramos y de los objetivos que perseguimos. Con la Revolución industrial 4.0 en marcha, el reto del empleo para todos sigue sobre la mesa. Y el pleno empleo tiene más que ver con el reparto de la riqueza que con los avances tecnológicos. El trabajo es la mejor forma de repartir la riqueza, pero otras formas se pueden promover e incentivar, como el camino hacia la reducción de los tiempos laborales sin pérdida de remuneración y teniendo en vista que muchos más tengan trabajo, definir un salario mínimo para los precarios, la educación para el bien común y, como consumidores, apostando en los productos del lugar, siempre que sea posible.

Estamos pues, más en el campo de las decisiones políticas de los ciudadanos que en el terreno estrictamente económico o tecnológico. Por eso nos dejó un llamamiento a la ciudadanía, de la que muchos quedan ajenos, desafortunadamente. Y afortunadamente, porque, si muchos quedan ajenos otros ocupan su espacio y más fácilmente desvirtúan el sentido de la economía y de las tecnologías colocándolas al servicio del beneficio y no de las personas.

Asimismo en este campo se puede aplicar la frase del Evangelio: “El trabajo es mucho y los trabajadores son pocos (Mt 9,37).

Los participantes en este seminario visitaron CONESA, Fábrica de concentrado de Tomate, acompañados por su Administrador, António Praxedes que explicó la forma como se coordina toda la actividad de los cerca de 60 trabajadores permanentes y de más de cerca de 250, en la campaña de cosecha y tratamiento del tomate, durante cerca de dos meses (de finales de Julio a finales de Septiembre) y la importancia para la economía y el empleo que esta Fábrica representa para Mora y toda la región circundante. Pudieron comprobar la evolución tecnológica de la Fábrica que en los últimos 20 años ha duplicado la producción manteniendo el mismo número de trabajadores. No se prevé que, aquí, la evolución tecnológica venga a reducir empleos, pudiendo, sí, aumentar la producción con menor aumento del número de trabajadores.

Programa de formación de EZA de 2019

Campaña “Trabajos saludables. Alerta frente a sustancias peligrosas”

Jornada alemana para comités de empresa 2019 en Bonn, Alemania