El compromiso sindical y los retos para relanzar la protección de los derechos de los trabajadores

Entre el 25 y el 27 de mayo de 2017 se celebró en Sofía la conferencia internacional con el título “El compromiso sindical y los retos para relanzar la protección de los derechos de los trabajadores”, organizado por PODKREPA CL y EZA. El evento reunió a cerca de 50 participantes incluyendo funcionarios búlgaros de alto nivel, (el Viceministro de Trabajo y Política Social y el Director Ejecutivo Adjunto de la Agencia de Empleo), representantes de empresarios, Presidentes de las dos confederaciones sindicales representativas nacionales, PODKREPA y CITUB, líderes sindicales y expertos de Polonia, Rumanía, Francia, Bélgica y Bulgaria. El seminario contó con el apoyo de la Unión Europea.

El Vicepresidente de EZA y Secretario Internacional de Podkrepa, Veselin Mitov, inauguró la conferencia, presentando los aspectos principales y los objetivos estratégicos del Programa Educativo de EZA del periodo actual, así como los objetivos del foro actual, ofrecer una plataforma para el análisis y la discusión sobre el paquete de propuestas de política social de la CE reagrupadas bajo el denominado Pilar de Derechos Sociales de la UE. El Presidente de PODKREPA, Dimitar Manolov, se dirigió a los participantes, expresando su satisfacción con la actualidad del tema y destacó algunos de los problemas más importantes a los que se enfrentan Bulgaria y la Unión Europea, relacionados directamente con la distribución desigual de la riqueza que provoca el incremento de las desigualdades y la deformación del modelo social. Además, manifestó con gran preocupación su ansiedad sobre la realidad social de los trabajadores búlgaros: la pobreza y la exclusión social que se están expandiendo y todo el mundo se siente parte de un “experimento para la supervivencia”, debido a los bajos sueldos y al bajo nivel de condiciones laborales. El Viceministro de Trabajo y Política Social, Ivailo Ivanov, recordó la importancia de iniciar medidas para el crecimiento cualitativo de las condiciones de vida y para la limitación de la desigualdad, remarcando el hecho de que el Gobierno búlgaro nombrado recientemente, está comprometido con adoptar pasos efectivos para la negociación de un mecanismo de salario mínimo transparente y para proporcionar un mejor entorno económico. Otros ponentes de ese panel político subrayaron que Bulgaria así como Europa, necesitan nuevas políticas modernas para reiniciar el crecimiento económico en relación con el mantenimiento y el desarrollo de nuestro modelo social único con oportunidades iguales y acceso al mercado laboral, condiciones de trabajo dignas y una protección social apropiada y sostenible. El Presidente de CITUB, Plamen Dimitrov, mencionó la solidaridad y los problemas habituales.

En el primer panel sobre la situación nacional de Bulgaria, la presentación destacó la enorme brecha de pagos y desigualdad y la disparidad en el desarrollo económico, llegando a las siguientes conclusiones:

Lograr el crecimiento económico sin desarrollo social implica agravar las desigualdades y la pobreza.

La adopción e implementación del Pilar Europeo de Derechos Sociales será un paso importante hacia la dimensión social mejorada de la UE, pero también se puede convertir en un instrumento para oficializar la división social, que en caso de que se produzca solo se aplicará a los países de la Eurozona.

Los sindicatos deberían manifestarse y afrontar este tema sensible para evitar este riesgo.

Los ponentes del segundo panel subrayaron que el Pilar Europeo de Derechos Sociales es una de las iniciativas más importantes para los ciudadanos europeos en los últimos años, concretamente en Bélgica y Francia donde los ciudadanos esperan ver “más Europa”, acciones decisivas y soluciones a los problemas duraderos y persistentes, tales como la desigualdad en la distribución en la que el 2 % de los más ricos se benefician del 10 % del valor añadido, el envejecimiento de la población y la migración. Además, se señaló que se necesitan definir los principios del Pilar de una forma clara y transparente. Es importante tener en cuenta la visión de los interlocutores sociales sobre la fronteras entre la competencia europea y nacional dentro del Pilar, en el contexto de la condición económica, social y fiscal diferente de los Estados Miembro, no solo para los países de la Eurozona.

La cuestión sobre los aspectos laborales en la implementación de las políticas en las diferentes zonas que forman parte del Pilar debería formar parte integral de los debates. En resumen, la estrategia sindical debería ser proactiva, estar basada en la solidaridad, con una clara determinación para frenar el dumping social y la división de Europa en la parte de Occidente y la Oriental, ofrecer oportunidades para un mayor número de personas para unas condiciones de empleo decentes y justas, así como el desarrollo completo y la utilización de su potencial. El experto de Polonia añadió que los sindicatos deberían centrar sus esfuerzos especialmente en el incremento de los pagos, y por lo tanto las demandas sindicales se deberían desarrollar en dos direcciones concretas:

ü  Crecimiento salarial que esté en línea como mínimo con el crecimiento de la productividad

ü  Negociación colectiva que se usará para la recuperación del equilibrio entre trabajo y negocio

En su intervención, el representante de Cartel Alpha habló sobre los destruidos por el sistema del FMI de la relación industrial en Rumanía, provocando que no hubiera ningún acuerdo a nivel sectorial y un descenso del 70 % en la cobertura. Subrayó el hecho de que la explotación de los trabajadores en Europa del Este está continuando, las empresas occidentales están tratando de forma diferente a la mano de obra y no están cumpliendo con los estándares y las normas.

En resumen, las intervenciones y presentaciones provocaron una amplia discusión sobre temas principales: Europa necesita un nuevo Pilar Social moderno que refleje todos los cambios y debe proporcionar crecimiento para una formación de calidad adecuada, reforzando los estándares de la mano de obra y las competencias de habilidades profesionales, para hacer que nuestra Unión sea un lugar mejor para trabajar y vivir. El Pilar Social Europea no solo debería serlo para la Eurozona sino que debería ofrecer medidas para reducir la diferencia en los ingresos que en la actualidad es el peor problema de cohesión en Europa. Los sindicatos deberían demandar activamente que se garanticen los derechos sociales y que la negociación colectiva sea un principio que garantice la dignidad del empleo y los derechos de cada trabajador y ciudadano.

Durante el segundo día, la atención se centró en el rápido desarrollo de las nuevas tecnologías, en los nuevos fenómenos emergentes tales como el trabajo colaborativo, la economía colaborativa y por lo tanto en las nuevas condiciones laborales y requisitos profesionales. Durante el debate se destacaron propuestas concretas para actualizar las actividades sindicales:

§  En nuestra era digital y de economía colaborativa, las diferencias entre los trabajadores cualificados y de baja cualificación se incrementará y por lo tanto es necesario un nuevo enfoque en la protección laboral, la formación profesional y la formación.

§  Las nuevas formas de empleo incrementarán la precariedad laboral, lo que implica que será difícil que los sindicatos protejan a esas personas.

§  Se destacó la necesidad de extensas investigaciones y de previsiones de desarrollo económico sin los cuales sería imposible realizar pronósticos de la mano de obra necesaria.

§  Se deberían imponer estándares mínimos para la protección social y de los derechos a través del Pilar Social Europeo.

Los participantes expresaron su gran preocupación sobre el mercado laboral futuro y la fragmentación social, profundizando la denominada “división digital”, subrayando que por el momento y debido a la situación muy dinámica existente, los sindicatos no tienen una respuesta concreta para la era digital y la Industria 4.0, aunque es un buen momento para actuar y abrirse a nuevas personas en el mercado laboral que también están viviendo nuevas formas de empleo tales como estar autoempleado o trabajar en plataformas de Internet. Las iniciativas sindicales deberían ser generalizadas para todos los trabajadores, bien tengan un contrato laboral o estén autoempleadas, ya que existe potencial para su explotación y sus vulnerabilidades. Las nuevas formas de empleo, entre ellas los puestos de trabajo y trabajadores colaborativos, el empleo colaborativo, el empleo freelance, etc. son una respuesta para la demanda de flexibilidad. Estas nuevas formas pueden tener una influencia positiva sobre las condiciones de trabajo, pero también pueden darse junto con la inseguridad laboral, el aislamiento social y profesional y las oportunidades limitadas para el desarrollo profesional. En lugar de decir que estas formas amenazan el Modelo Social Europeo, los sindicatos pueden considerar la posibilidad de darles la bienvenida e incorporarlas en su estructura de una forma organizativa apropiada.

El último panel representó una discusión abierta con alto nivel de interés en nombre de los participantes. Se resumieron las principales conclusiones de la forma siguiente:

Ø  Es muy importante la consulta sobre el Pilar Europeo de los Derechos Sociales; la discusión iniciada por la Comisión es muy oportuna y está bien enfocada.

Ø  El tema es igualmente importante para todos los Estados Miembros de la UE y todos los Estados Miembros deberían estar implicados.

Ø  El diálogo social es extremadamente importante y puede ofrecer soluciones reales.

Ø  La formación educativa y profesional desempeña un papel crucial y tiene una influencia importante sobre algunos de los elementos restantes cubiertos por el pilar.

Ø  Será importante encontrar el equilibrio adecuado (p.ej. entre la dimensión social y económica, entre explotar las oportunidades ofrecidas por nuevos patrones laborales y la protección de los derechos de los trabajadores).

Ø  Los sindicatos tienen que estar abiertos a todos los trabajadores, ya tengan un contrato o constituyan nuevas formas de empleo vivientes tales como el autoempleo o el trabajo en plataformas digitales.

Ø  Los sindicatos tienen que estar abiertos a nuevos colaboradores, realizando alianzas con otros actores de la sociedad civil. Por tanto, los sindicatos deberían seguir esforzándose hasta el momento para reforzar su legitimidad interna ofreciendo resultados concretos para los trabajadores.

En conclusión, los sindicatos tienen que volver a conectarse con la solidaridad y colocar las cuestiones sociales en el centro del diseño de sus estrategias. Para el diálogo social y civil, los sindicatos deberían añadir los grupos de presión activos y la capacidad para la movilización y la cooperación. Esta nueva estrategia debería oponerse a la austeridad y al dumping, y a la división de Europa, ofreciendo igualdad en la distribución para ingresos dignos y para buenas condiciones laborales y de vida. ¡Los sindicatos están reclamando una Europa Social, pero tendría que ser nuestra Europa Común!; esta fue la declaración compartida entre los participantes.

Programa de formación de EZA de 2019

Campaña “Trabajos saludables. Alerta frente a sustancias peligrosas”

Jornada alemana para comités de empresa 2019 en Bonn, Alemania