EZA MAGAZINE

"Debemos considerar esto como un reconocimiento a nuestra labor"

El Presidente de EZA, Luc Van den Brande, comenta el discurso sobre el estado de la UE.

Luc Van den Brande

EZA: Luc, hoy (16/09/2020) la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, pronunció su primer Discurso sobre el Estado de la Unión. Empezó hablando sobre los derechos de los trabajadores y la dignidad del trabajo en tiempos de crisis. ¿Qué relevancia tiene para las políticas sociales?

Luc Van den Brande: La presidenta Von der Leyen ha mencionado acertadamente que nuestros sistemas sociales constituyen el motor de la economía y el motor de nuestra recuperación frente a la crisis. EZA está totalmente de acuerdo y defiende una economía social basada en el diálogo social. Al centrarse en ese punto al inicio de su discurso, destaca claramente la importancia de las políticas sociales y de los derechos de los trabajadores para el futuro de Unión Europea. Debemos inspirarnos y aceptarlo como un reconocimiento de nuestro trabajo.

EZA: También mencionó la propuesta de crear un marco para los salarios mínimos. ¿Qué importancia tendría un marco así para los trabajadores en la UE?

Luc Van den Brande: Considero que es una herramienta crucial para evitar la explotación de los trabajadores, sobre todo de los jóvenes y de las mujeres, que son los más vulnerables. Sin embargo, se debe abordar de forma adecuada. Como ha comentado Von der Leyen, existen diferentes formas de alcanzar un acuerdo. Ella constata la fuerza de los convenios colectivos, pero también de los salarios mínimos legales. Podemos optar por ambas fórmulas. Sin embargo, los sindicatos se ven sometidos a una gran presión y en algunos Estados miembros se ven relegados. Lo más importante es que el trabajo compense a los trabajadores y les permita llevar una vida digna. También se debe reforzar la economía y las perspectivas laborales. Aún queda mucho trabajo por delante para conseguir una convergencia al alza.

EZA: La segunda promesa de Von der Leyen es la estabilidad económica y social. Incluso mencionó que, gracias a nuestra economía social, hemos encarado la crisis mejor que otros. ¿Está de acuerdo? ¿Cómo se podría reforzar esto aún más?

Luc Van den Brande: Tiene toda la razón. Es evidente que al principio tuvimos que enfrentar retos preocupantes, pero aún así la crisis ha servido para mostrar que los países europeos son solidarios unos con otros. También ha dejado patente que instrumentos europeos, como la reducción del tiempo de trabajo, evitan la pérdida masiva de empleos, que se ha producido en otras partes del mundo. Pienso que la presidenta Von der Leyen no exageró al decir que podemos estar muy orgullosos de nuestros logros únicos como el programa “Next Generation EU” o el Pacto Verde Europeo. La decisión de destinar 750.000 millones de euros a la recuperación tras la Covid 19 supone un cambio importante hacia una solidaridad continua, siempre y cuando se ejecute de forma justa y se tenga en cuenta a las personas que se han visto más afectadas por la pandemia.

EZA: Ya que menciona el Pacto Verde, la Comisión desea invertir más de un 37% del presupuesto de Next Generation EU directamente en los objetivos del Pacto Verde Europeo y en el Fondo de Transición Justa. ¿Qué significa esto para los trabajadores?

Luc Van den Brande: La UE desea encontrar la forma de reducir las emisiones de carbono en un 55% para 2030 y, al mismo tiempo, aumentar la competitividad de nuestra economía. Puede parece una paradoja, pero si analizamos la situación más detenidamente, podemos ver que se nos presentan grandes oportunidades y posibilidades, sobre todo para los trabajadores. Tomemos por ejemplo el sector de la construcción, que mencionó en la presidenta en su discurso. Si podemos cambiar este sector tan grande para que pase de ser un productor a ser un sumidero de carbono a través de tecnologías innovadoras, no solo contribuimos a evitar que se descontrole el cambio climático, sino que también proporcionamos puestos de trabajo decentes para millones de personas. Hasta que lo consigamos debemos centrarnos en garantizar que se produzca una transición justa en todas las regiones de Europa.