EZA MAGAZINE

Taller de EZA: valores de la UE, el Estado de derecho y la democracia

Ciclo de talleres para la Conferencia sobre el Futuro de Europa.

[Translate to Spanisch:] Foto: EC AV Service

La Conferencia sobre el Futuro de Europa desempeña un papel importante en el trabajo de EZA. Para contribuir a esta iniciativa de la Comisión Europea, EZA ha iniciado un ciclo de talleres. El objetivo es impulsar y preparar recomendaciones destinadas a la conferencia.

El primero de los tres seminarios se celebró en octubre de 2021 y abordó temas relacionados con los valores de la UE, el Estado de derecho y la democracia. El profesor Dr. Léonce Bekemans, cátedra Jean Monnet ad personam, presentó una panorámica general sobre los valores de la UE y su consagración en los Tratados europeos.

"Están en juego el modelo europeo, la seguridad social y la solidaridad económica, vinculados a los valores comunes de la libertad, la democracia y el Estado de derecho", comentó el professor Bekemans. Piensa que resulta evidente la necesidad de contar con una visión para un futuro más coherente, democrático, justo y sostenible.

En su ponencia, se centró en el artículo 2 del Tratado de la UE (TUE): "La Unión se fundamenta en los valores de respeto de la dignidad humana, libertad, democracia, igualdad, Estado de derecho y respeto de los derechos humanos, incluidos los derechos de las personas pertenecientes a minorías. Estos valores son comunes a los Estados miembros en una sociedad caracterizada por el pluralismo, la no discriminación, la tolerancia, la justicia, la solidaridad y la igualdad entre mujeres y hombres." Más importante aún para las organizaciones de trabajadores: El diálogo social (Art. 154 y 155) forma parte del fundamento jurídico de los valores europeos y de la democracia.

El TUE define también la democracia representativa y participativa. La UE debe establecer lazos con la ciudadanía e involucrarla en la toma de decisiones. El profesor destacó que la UE había avanzado mucho en este sentido, pero que todavía quedaba mucho por hacer. Recalcó que más allá de los aspectos éticos y jurídicos, también cabía realizar sugerencias prácticas: en primer lugar, recomendó el desarrollo de una cooperación en materia de buenas prácticas, así como la comunicación a nivel interno y externo de marcos de diálogo.  Además, resulta fundamental mostrar que las personas pueden convivir y al mismo tiempo se pueden respetar las diferencias. La mejora del diálogo social es crucial, como pilar del modelo social europeo con el fin de conseguir unos sistemas sociales y económicos más eficaces y sostenibles desde el punto de vista ecológico. Por último, resulta indispensable que la UE desempeñe un papel más valiente y dinámico en la escena política internacional a través de la defensa de su modelo de paz y cooperación transnacional, así como a través del refuerzo de su método de cooperación con otras macrorregiones.

Tras el profesor Bekemans intervino Hanna Werner, investigadora posdoctoral del Democratic Innovation and Legitimacy Research Group de la KULeuven. Centró su ponencia en los resultados sobre la democracia participativa basados en las últimas conclusiones de la publicación de la OCDE sobre la participación innovadora de los ciudadanos y las nuevas instituciones democráticas. Destacó que se debe dar respuesta a la falta de satisfacción generalizada de la ciudadanía con la política. La solución sería involucrar a los ciudadanos de a pie en la toma de decisiones. Se pueden encontrar ejemplos de buenas prácticas en todo el mundo y asistimos a un auge de procesos participativos.

Hanna Werner presentó cifras y hechos sobre referéndums, la elaboración participativa de presupuestos, así como los minipúblicos deliberativos. Los resultados de las investigaciones muestran que la ciudadanía que participa está mejor informada sobre temas, puntos de vista y perspectivas. Además, desarrolla una postura positiva hacia las autoridades que organizan estas iniciativas. Los procesos participativos pueden ofrecer la posibilidad de colmar la brecha entre la ciudadanía y la esfera política, logrando así reinstaurar la confianza. Sin embargo, cuando las personas sospechan que el proceso es puro show, puede resultar contraproducente.

Resumiendo, Hanna Werner señala que los procesos participativos no son la panacea: a veces funcionan y otras, no. Pese a todo, se debe considerar a los procesos participativos como una herramienta de comunicación entre los representantes y la ciudadanía y entre los mismos ciudadanos y ciudadanas. En este contexto la clave radica en un auténtico compromiso, así como en el respeto.

En la segunda parte del seminario, se animó a los participantes a poner sus propuestas sobre la mesa. Conformarán la base para el futuro debate sobre la contribución de EZA.

Algunas de las reivindicaciones presentadas fueron las siguientes:

  • Se requiere promover más y mejor los valores europeos para alcanzar una comprensión común compartida por toda la ciudadanía europea, así como promover los valores de la UE a las generaciones futuras. Los proyectos con la ciudadanía europea siguen siendo importantes.
  • Se deben regular las redes sociales para evitar el odio, la provocación y la desinformación en relación con estos valores.
  • La justicia social constituye el pilar fundamental para una Europa mejor.
  • Se debe proteger mejor y en toda Europa la dignidad humana y la libertad de opinión de las organizaciones de trabajadores.
  • Resulta esencial promover el diálogo social y la negociación colectiva (sobre todo a nivel sectorial).
  • Los procesos participativos no pueden limitarse a iniciativas puntuales. Se deben institucionalizar, lo que permitirá una toma de decisiones política más eficaz.
  • Resulta importante determinar de forma adecuada el grado de competencia y de responsabilidad.
  • Es necesario introducir una regulación del trabajo eficaz en las empresas multinacionales en Europa.
  • Los actores no políticos (ej. los medios, las multinacionales) cada vez acaparan un mayor espacio en la toma de decisiones política. Se debe revisar el papel de dichos actores y replantearlo teniendo a la luz de la constitución democrática de Europa.

Los próximos talleres tendrán lugar: el jueves 16 de noviembre de 2021 a las 15:00 para abordar el tema de la salud en la UE, así como el 18 de enero de 2022 para abordar el tema del cambio climático.