EZA MAGAZINE

Presentada la directriz sobre transparencia salarial

Las nuevas propuestas pretenden mejorar significativamente los derechos de los trabajadores.

Una nueva directiva europea pretende poner fin a la discriminación salarial entre empleados que realizan el mismo trabajo en la misma empresa. Esta era una prioridad política de la Presidenta von der Leyen.

La propuesta de directiva de la Comisión Europea establece medidas de transparencia salarial, como la información salarial para los solicitantes de empleo, el derecho a conocer los niveles salariales de los trabajadores que realizan el mismo trabajo, así como la obligación de informar sobre las diferencias salariales entre hombres y mujeres para las grandes empresas.

La propuesta también refuerza las herramientas para que los trabajadores reclamen sus derechos y facilita el acceso a la justicia. Los empresarios no podrán preguntar a los solicitantes de empleo por su historial salarial y tendrán que proporcionar datos anónimos relacionados con la remuneración a petición de los empleados. Los empleados también tendrán derecho a una indemnización por discriminación salarial.

Esto significa que los grandes empresarios estarán obligados a publicar anualmente la información salarial y ya no podrán preguntar a los solicitantes de empleo por sus salarios anteriores. Los empleados tendrán más oportunidades de impugnar las supuestas desigualdades salariales y reclamar la devolución de los ingresos dejados de percibir.
La propuesta para combatir la desigualdad salarial hace que los salarios en una empresa sean transparentes y permite a los empleados impugnar la discriminación. Los solicitantes de empleo deberán ser informados de su nivel inicial y sus perspectivas salariales antes de la entrevista. Los empleados tendrán derecho a ser informados sobre cuánto se les paga en comparación con la media por el mismo trabajo y en función del género.

Otra renovación para el empresario es demostrar que no hay discriminación si un empleado gana menos que un colega que hace el mismo trabajo. Esto es importante para las mujeres, que de media reciben un 14% menos de salario en la UE que un colega masculino equivalente. Esta propuesta pretende que los Estados miembros de la UE impongan multas a las empresas que no cumplan con la igualdad salarial. La publicación obligatoria de la política salarial en el informe anual o en la página web es para las empresas y organizaciones con más de 250 empleados.

La Comisaria de Igualdad, Helena Dalli, dijo: "La propuesta de transparencia salarial es un paso importante hacia el cumplimiento del principio de igualdad de retribución por un trabajo igual o de igual valor entre mujeres y hombres. Permitirá a los trabajadores hacer valer su derecho a la igualdad salarial y pondrá fin a los prejuicios salariales por razón de sexo. También permitirá detectar, reconocer y abordar una cuestión que se quería erradicar desde la adopción del Tratado de Roma en 1957. Las mujeres merecen el debido reconocimiento, la igualdad de trato y la valoración de su trabajo, y la Comisión se ha comprometido a garantizar que los lugares de trabajo cumplan este objetivo".
Ahora corresponde al Parlamento Europeo y al Consejo Europeo adoptar una posición sobre la propuesta de la comisión.