EZA MAGAZINE

Avances en el salario mínimo de la UE

La EMPL determina la posición del Parlamento Europeo en las negociaciones.

La Comisión de Asuntos Sociales y Empleo (EMPL) del Parlamento Europeo (PE) aprobó por amplia mayoría las enmiendas a la propuesta de la Comisión Europea sobre la Directiva de Salario Mínimo.

Según los procedimientos habituales, este resultado determina la posición del PE para las negociaciones con el Consejo Europeo y la Comisión Europea, el llamado diálogo a tres bandas. Sin embargo, los países escandinavos argumentan que esta propuesta interfiere con su sistema de negociaciones entre los interlocutores sociales. Por lo tanto, no están de acuerdo con la posición. Actualmente están recogiendo firmas para que se produzca un nuevo debate y votación en el pleno del PE del 22 de noviembre.

Estos son los principales puntos del acuerdo:

  •  Los concursos públicos sólo se adjudicarán a empresas y subcontratistas que reconozcan a los sindicatos y respeten la negociación colectiva.
  • Los Estados miembros siguen sin estar obligados a utilizar un importe/porcentaje específico para fijar el salario mínimo (por ejemplo, los umbrales reconocidos internacionalmente del 50% de la mediana y el 60% del salario medio). Esto sigue siendo una mera recomendación a petición del Servicio Jurídico del Parlamento, ya que no es competencia de la UE. No obstante, se elaborará una cesta de bienes y servicios que pueda servir de guía y compararse.
  • Si menos del 80% (en lugar del 70% de la propuesta de la Comisión) de los trabajadores están cubiertos por la negociación colectiva, deberá elaborarse un plan de acción para aumentar esta proporción. Este plan de acción debe presentarse anualmente a la Comisión Europea para su seguimiento. También se informará al Consejo y al Parlamento Europeo.

El informe pretendía limitar el uso de excepciones o reducciones en la fijación del salario mínimo (tal y como prevé la propuesta de la Comisión). Sin embargo, esto se eliminó del informe a petición del servicio jurídico del Parlamento.

La eurodiputada Cindy Frannsen afirma: "Las investigaciones han demostrado que los países con una fuerte tradición de negociación colectiva tienen salarios mínimos más altos y menos desigualdades salariales. Estoy muy satisfecha de que el Parlamento haya aprobado esta iniciativa legislativa que se basa en este proceso al reforzar la participación de los interlocutores sociales en todos los Estados miembros. Es también la aplicación de uno de los 20 principios del Pilar Europeo de Derechos Sociales".

El eurodiputado Dennis Radtke subraya: "Nuestro mensaje es muy claro: esta directiva no socavará los sistemas que funcionan, pero allí donde la evolución vaya en la dirección equivocada, contribuirá de forma importante a garantizar que las personas puedan vivir de su trabajo."

ACTUALIZACIÓN:

Con una abrumadora mayoría (443 votos a favor, 192 votos en contra), el Parlamento Europeo ha puesto en marcha la directiva sobre el salario mínimo europeo en su votación plenaria del 25 de noviembre. Ahora pueden comenzar las negociaciones en el Trílogo.